sábado, 19 de marzo de 2005

¿Y cuándo la poligamia?

Aunque he escrito dos artículos sobre el tema (éste y éste), la ocasión creo que amerita uno más.

Ya tenemos el inicio de la tramitación parlamentaria de la ley que permitirá los matrimonios homosexuales en total igualdad con los matrimonios heterosexuales, incluido el derecho de adopción. Esta última cuestión me parece una barbaridad, porque si la Naturaleza, siempre sabia, ha dictado que un hijo debe proceder de padre y madre, ¿quiénes somos nosotros para contradecirla, y decir que puede tener dos padres o dos madres?

Ahora bien, la declaración del Ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, diciendo que el proyecto de ley que legaliza los matrimonios del mismo sexo obedece al mandato constitucional español y europeo de remover las barreras de desigualdad y discriminación es, en mi opinión, para nota.

Ya las comunidades musulmanas españolas han pedido que se legalice la poligamia. Pues con la línea que ha adoptado el Gobierno, por boca del Ministro, es posible que dentro de poco tiempo no lo estén pidiendo, sino exigiéndolo. Y es que los musulmanes españoles podrán argumentar que prohibir la poligamia es una forma de desigualdad y discriminación, por motivos religiosos; y, claro, que una forma de remover las barreras de desigualdad y discriminación es legalizar el matrimonio polígamo.

Y es que, en estas cosas de las bases sobre las que se fundamenta una sociedad, se sabe cuándo y cómo se empieza, pero nunca se conoce ni cuándo ni, sobre todo, cómo se termina.

7 comentarios:

  1. La naturaleza, poco sabia por lo general y menos que el hombre en particular(a algunos no les parece nada sabia a la hora de no mirar por Kioto), determina que los niños han de criarse en comuna y tenerse por un hombre y muchas hembras. Así fué durante mucho tiempo y así dicta la naturaleza.

    Otra cosa es que el ser humano haya superado a la naturaleza con la cultura.

    Después de la justicia para con las biología, sociología e historia, diré que, a pesar de que J.C. dice vomitar en los tibios, en el medio, dicen otros, está la virtud. En el ni tanto, como poligamia, ni tan calvo, como sólo heterosexualidad.

    Por último diré que, si bien los liberales estais más bien en contra de los impuestos, una vez que ha de haberlos, no veo porque reducirlos a las parejas heterosexuales y no a las homosexuales, si tanto derecho dices que tienen a casarse.

    Ser liberal económico no significa que tengas que ser conservador en las libertades personales, aunque algunos lo creais a pies juntillas.

    Si bien, en el segundo artículo que enlazas al principio, achacas a la antigüedad la validez del matrimonio heterosexual. Supongo que eso vale también para el derecho de pernada, que siempre ha sido así.

    ResponderEliminar
  2. Hasta donde mis limitaciones me dejan ver, un ser humano no nace por generación espontánea sino por la unión de una célula masculina y otra femenina. Tal vez por ello la naturaleza heterosexual de la institución del matrimonio se ha mantenido a lo largo de la historia.

    Y, por favor, no hagamos demagogia con imposiciones de señor feudal a sus vasallos: el derecho de pernada no era más que una violación encubierta.

    ResponderEliminar
  3. Buen día,

    No se me había ocurrido antes pensar en la relación entre el liberalismo económico y el conservadurismo en las costumbres, pero ahí van mis comentarios.

    En mi opinión esta relación puede deberse al rechazo consciente o inconsciente de los defensores del "dejar hacer" a la "legislación vigente". La filosofía del "dejar hacer" implica la poda de las regulaciones estatales y social demócratas. Fíjense que se nos dice hasta el color de la ropa que tenemos que llevar puesta en la carretera si queremos salir del coche; si, si, por supuesto que esta medida también es para salvarnos de nostrors mismos, de nuestra irresponsabilidad, etc., etc.

    Y por tanto, si hay que retirar la "legislación vigente" habrá que, posiblemente, recurerar la ley natural.

    En cuanto a los homosexuales pagando impuestos, salvando siempre honrosas excepciones conocidas de todos, fíjense que el problema es el contrario. Cuando ZP compra el voto a este grupo, lo que les ofrece a cambio es la entrada en los fondos de la seguridad y social y de las pensiones, siendo lo del "matrimonio" la única vía que se le ocurrió al del talante para justificarse.

    Salud!

    ResponderEliminar
  4. El ser humano nace por la unión de una célula masculina y otra femenina.

    También una mosca nace por una célula femenina y otra masculina y no le cuida nadie.

    Quiero decir con esto: Como nazcamos no es vinculante con como nos críen. Y por naturaleza al ser humano le cuida la comunidad polígama de un hombre con muchas mujeres. Gracias a Dios, 2.000 años después de Cristo nos apoyamos sobre la cultura, no sobre la poligamia.

    Anonymous:

    Los anarquistas también están a favor del Laisse faire, laisse passé y no son conservaduristas. De hecho es lo que les diferencia de los liberales: Los anarquistas son liberales progresistas, los liberales anarquistas conservaduristas. Otra cosa son los hippies, luditas y cosas así que se autollaman anarquistas, pero no lo son.

    De los impuestos me refiero precisamente a lo que dices:
    Los homosexuales pueden firmar un contrato entre ellos para la herencia y todo eso, pero no con el estado para las pensiones de viduedad y todas estas cosas.

    Si no lo quieren llamar matrimonio pueden llamarlo como quieran, pero todo ha de estar regulado en un estado democrático (si no no sería un estado democrático... y me refiero democrático como estado entre medias de comunismo y liberalismo) y esto no lo estaba.

    ResponderEliminar
  5. Solo una puntualización referente al liberal progresismo citado anteriormente.

    Aunque soy consciente de que este termino se emplea multitud de ocasiones con diversos significados, incluso hay un partido liberal progresista en Cuba (http://www.cubanet.org), recordemos que el liberal clásico (Manchester, dejar haced) casa mal con el progresista (socialdemocracia, etc.)

    El primero demanda la ausencia del estado, y el segundo lo necesita para expropiar la propiedad ajena que luego reinvierte parcialmente en el así llamado “bien común”. El resto se queda entre los grupos con conexiones políticas (grupo prisa, sindicatos, burocracias, etc.), cuando no en el simple y puro latrocinio como bien ilustran PSC y CIU en la pocilga de las comisiones catalanas. Para que luego hablen de lavado de dinero.

    Por otra parte el “dejar hacer” no objeta a que los homosexuales se unan en parejas o tríos si así les place, ni a que los católicos eduquen a sus hijos en sus principios, ni al contrario que el actual progresismo intentan imponer a ninguno de estos 2 grupos los valores del contrario. Los miembros de estos grupos son libres para asociarse con quien les plazca.

    A lo que si objeta, otra vez por contraposición al progresismo actual, es a la intromisión del estado en la propiedad privada y en la organización de la sociedad civil, que debe ser responsabilidad de ciudadanos libres y no imposición del estado a sus siervos – as.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Puf! Ya se metieron con la Naturaleza!
    La verdad es que no se si está bien o no que los homosexuales adopten, sí me parece que tienen todo el derecho a casarse, eso seguro.
    Pero esgrimir que ambas cosas son imposibles de aceptar porque "la naturaleza" no lo ha previsto, es cuanto menos, pobreza de pensamiento.
    Es una cuestión cultural, simplemente. Sino, recordemos que los griegos (uno de los pilares de nuestra cultura) practicaban la homosexualidad con toda aceptación. De hecho Platón lo era y en "El Banquete" queda comprobado que Sócrates también (tanto si existiò como si no).¿Vamos a dejar de leerlo a Platón por antinatural?
    El problema es que olvidan que los seres humanos formamos parte de la Naturaleza, y que nuestros actos vienen de la mano de esa pertenencia.
    Tanto la monogamia como la poligamia, como la homosexualidad están presentes entre los animales (los bonobos, sin ir más lejos, los leones...).
    Así que duerman tranquilos y preocupaos por dilucidar si la definición ortodoxa de economía "Una ciencia que estudia la forma de distribuir unos bienes escasos para satisfacción de todos" (Mochón y Beker) no es un mensaje subliminal de los comunistas.

    ResponderEliminar
  7. El socialismo es malo porque reinvierte parcialmente a causa de la corrupción. Es utópico que no la haya.

    El liberalismo es aun más utópico: Digamos que hay un estado absolutamente liberal, sin seguridad. Yo tengo un ejército, tu no tienes para defender tu empresa más que unos guardias de seguridad. Te la robo. ¿Quién me lo impide si no hay un estado fuerte? ¿El deber?¿No es ese el mismo que impide a los socialistas lo de ser corruptos?

    Eso sobre tu tercer párrafo. Sobre el cuarto... si permiten matrimonio homosexual significa que se podrá casar quien quiera, no que se tenga que casar todo el mundo, por tanto así no pasa nadie por el aro, sólo quien quiere. Sin embargo, si prohiben el matrimonio homosexual, obligan a TODOS a no casarse, en cuyo caso sí hacen pasar a todos por el aro.

    ResponderEliminar