jueves, 20 de enero de 2005

Parejas homosexuales, ¿matrimonio y adopción?

Me parece un disparate la idea de permitir el matrimonio para las parejas integradas por personas del mismo sexo. Y aún mayor disparate me parece que dichas parejas puedan adoptar niños.

Desde tiempos inmemoriales dentro de la sociedad occidental se ha concebido única y exclusivamente el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer. Ello ha sido así como una forma de preservar la sociedad, la cual se basa en la familia. Es decir ese matrimonio (esa unión entre un hombre y una mujer) lógicamente tendrá como resultado hijos (en la mayoría de los casos), que, al ser criados y educados en un ambiente normal y positivo, tendrán mayores posibilidades de convertirse en buenos y positivos ciudadanos.

Nada tengo contra los homosexuales. Tienen toda la libertad para serlo, y así lo defiendo. Pero lo expuesto en el párrafo anterior no encaja para nada en un "matrimonio homosexual". La normal supervivencia del género humano no pasa por esas uniones homosexuales, sino por las uniones heterosexuales, que deben ser protegidas.

Lo mismo cabe decir, y con mayor motivo, sobre la cuestión de la adopción. Lógicamente, lo ideal y lo deseable es que cada hijo tenga un padre y una madre, los biológicos, que los críen y les enseñen valores que los hagan ser buenos ciudadanos. Pero a veces esa lógica se hace imposible de cumplir por diversas razones (muerte de los padres, abandono, maltrato, etc.). En ese caso lo normal es buscar lo más parecido a lo deseable, es decir, otra pareja de hombre y mujer para ese hijo sin padres, donde el hombre ejerza como padre y la mujer como madre. Esta cuestión, que suena normal hasta la evidencia, es la que se está rompiendo con las adopciones homosexuales.

Desgraciadamente, con los "matrimonios homosexuales", lo que se está haciendo es pensar en un colectivo minoritario, en vez de pensar en toda la sociedad y en su defensa. Y lo anterior es aún más evidente en el caso de la adopción. Se está mirando la conveniencia de ese pequeño colectivo, dejando de lado la de los niños y niñas, quienes, al carecer de las tan necesarias referencias paterna y materna, crecerán desequilibrados en algún sentido.

8 comentarios:

  1. No comparto para nada su punto de vista. Creo que en este post se le han colado afirmaciones demasiado ligeras como creer que los niños por educarse en un ambiente heterosexual tienen mayores posibilidades de convertirse en buenos y positivos ciudadanos. ¿Desde cuando la homosexualidad convierte a una persona en mala y negativa o no brinda todas las posibilidades para ser buena y positiva?... Anda que no hay hijos de pu** nacidos y criados en matrimonios heteros.

    Si bien no es su postura un dogma liberal, sí que he notado que muchos liberales predican su oposición al matrimonio entre homosexuales... aunque yo creo que mucho de ello es debido al antisocialismo. Pero me resulta paradójico que defensores de la libertad individual prohiban a algunas personas unirse en matrimonio y criar niños.

    En el matrimonio consienten dos adultos libremente. ¿Vamos a negar nosotros lo que en la práctica es un hecho?. Las razones históricas no tienen peso ninguno. El mismo matrimonio ha ido variando en su concepción. De matrimonios concertados y sin libertad de elección entre los contrayentes hemos pasado a un matrimonio única y exclusivamente consentido por los interesados. Es decir, el matrimonio forma parte de las libres decisiones del ser. ¿Realmente, qué es lo que molesta de Luis y Andrés si son matrimonio y no molesta si son pareja de hecho?, ¿el que el matrimonio de siempre fuera una institución heterosexual?... (y... ¿a alguien molesta que hoy el ejército no sea una institución exclusivamente masculina?), ¿el que se beneficien de ventajas fiscales?, ¿el que puedan adoptar?

    Quizá la adopción sea el punto clave del debate. Cierto es que aquí no es que haya derecho a adoptar, sino derecho a ser adoptado. Para no repetirme, le invito a leer el siguiente post que ya en su día dejé en ANTAGONIA al respecto:

    http://antagonia2004.blogspot.com/2004/10/homotrimonio-y-adopcin.html

    No olvide que Andrés y Luis, por hombres que sean, se aman, darían la vida el uno por el otro, y si le dan un niño en adopción lo querrán como si cada uno fuera su madre natural. Y posiblemente sea ese amor familiar, que conlleva respeto, tolerancia y libertad... el verdadero motivo por el que se forman las buenas y positivas personas.

    Un afectuoso saludo.

    Ibrahim Horvath

    PD: Enhorabuena, he visto su colaboración en "Desde Sefarad". Me alegra ver que en tan poquito tiempo se está vd. ganando un hueco en la blogosfera liberal.

    ResponderEliminar
  2. En primer lugar quiero agradecer sus palabras sobre mi aportación en "Desde Sefarad". No creo que sea yo quien me esté haciendo un sitio en la blogosfera liberal, sino más bien la generosidad de otros blogers, y particularmente la de José Cohen.

    En cuanto a su opinión favorable al matrimonio homosexual, la respeto, y agradezco que la exprese aquí. Pero, claro, no la comparto. La familia es la base de la sociedad, y más de la sociedad occidental. Si destruímos la familia destruiremos la sociedad.

    No cuestiono la libertad de los homosexuales para serlo, sino que la defiendo. Pero cuestiono que esa libertad sea imposición a los demás para que aceptemos como normal algo que simplemente no lo es.

    Sobre la adopción, el eje central de mi pensamiento es que la misma debe proveer para el niño o niña un ambiente lo más parecido al ideal. Y lo ideal es un padre y una madre.

    Un muy cordial saludo.

    ResponderEliminar
  3. Soy un gran defensor de la familia. ¿Por qué piensa que van a ser destruidas? Simplemente añadiremos una variación al conjunto. No se va a suplantar nada.

    Un saludo

    Ibrahim Horvath

    ResponderEliminar
  4. En el encabezamiento de tu blog haces un bello alegato a la libertad. Creo que no es sincero o esta viciado por prejuicios y me explicare: Todos tenemos derecho a mostrarnos a favor o en contra de cualquier forma de vida u orientación sexual, bien, tu lo has hecho y tu postura es clara respecto del tema que nos ocupa (matrimonios y adopciones entre homosexuales). Sin embargo el tema cambia radicalmente cuando se trata de autorizar o permitir por terceras personas que ciudadanos libres decidan su forma de vida, ahí, y sólo ahí es cuando considero que entras de lleno en el "intervencionismo" y te apartas del "liberalismo". Recuerdas que cuando le prohibes a alguién algo se considerará, y con razón, con el mismo derecho para prohibirte a tí lo que a él se le antoje.

    ResponderEliminar
  5. Estimado Ibrahim, hace unos días escribí un artículo, que pensaba publicarlo la semana próxima, pero que al hilo de este interesante intercambio de opiniones lo he publicado hace un momento. El tema es la petición de determinados sectores de que se permita el matrimonio poligámico. No quiero repetirme, pero solo le dejo algunas preguntas: Si aceptamos el matrimonio homosexual, ¿por qué no aceptar la poligamia? ¿Por qué no la polisemia? ¿Por qué no aceptar que un padre se case con su hija mayor de 18 años, o una madre con su hijo mayor de 18 años? ¿O un padre con su hijo, o una madre con su hija? ¿O el matrimonio entre hermanos, ya sean de distinto sexo o del mismo?

    Si únicamente para contraer matrimonio basta la libre voluntad de dos mayores de edad, ¿que impediría las, para mí, aberraciones arriba mencionadas? Nada. Pero la familia, entendiendo como tal un matrimonio heterosexual monogámico, estaría en serio peligro.

    Usted me pregunta que por qué pienso que la familia va a ser destruida. Mi respuesta es porque veo esa tendencia. Puede que no ahora, a corto plazo, pero la tendencia de este Gobierno que padecemos es a resquebrajar las bases de la sociedad, poco a poco, administrando anestesia a la sociedad para que no le duela.

    Y nuevamente digo que no estoy en contra de la libre elección de la homosexualidad entre mayores de edad. Como cualquiera puede optar por cualquier aberración arriba mencionada. Pero de ahí a darlas carta de naturaleza matrimonial, va un abismo.

    Un cordial saludo.

    -------------------------------

    Topgun, gracias por tu comentario.

    No entro a autorizar o prohibir que cada cual viva su vida y su sexualidad como mejor le parezca. Soy un ferviente defensor de la libre elección sexual. De lo que soy contrario es de que a la homosexualidad (como a otras formas ya mencionadas en el comentario a Ibrahim) se les de un reconocimiento de "normalidad" social que simplemente no tienen.

    La base de la socidad occidental es la familia, entendiendo como tal el matrimonio de un solo hombre y una sola mujer. Eso debe ser apoyado desde todos los estamentos. Las demás uniones deben ser, por supuesto, deben ser defendidas dentro de la libertad del ser humano. Pero el apoyo debe ser única y exclusivamente al matrimonio de un solo hombre y una sola mujer.

    Perdón por la reiteración, y nuevamente gracias por tu aportación.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  6. Jose, habla vd. del matrimonio heterosexual como base de la familia, pero lo cierto es que, con o sin matrimonio, la "familia" ha cambiado. Y nada se puede hacer si una lesbiana tiene un hijo y vive con su amante. Ese núcleo es una familia, le guste o no. Entonces, ¿por qué no regularlo legalmente si para todos no hay más que beneficios?

    A mi no me disgusta que una pareja homosexual crie a un niño. Estoy convencido de la responsabilidad de los mismos para con la educación de su hijo. Sin embargo, si me preocupa que cada vez haya más mujeres que deseen ser madres solteras... porque más que el referente padre-madre (que con los años esos papeles están tendiendo a homogeneizarse dentro del mismo matrimonio heterosexual)creo que es el amor, respeto, tolerancia, auxilio y lucha en común por la familia que esas dos personas que son tus padres se afanan en dar, el ejemplo de vital importancia para el desarrollo del niño.

    Por otro lado, no aceptar la poligamia no supone discriminar como lo supone prohibir el matrimonio a los homosexuales.

    Las demás opciones que plantea rizan el rizo. No se soluciona una reivindicación social permitiendo el matrimonio entre padres e hijos. No estamos debatiendo que dos hermanos gays se puedan casar, que no pueden, sino darle a los homosexuales el mismo tipo de unión que tienen los heterosexuales... sin ir más lejos.

    Un saludo

    Ibrahim Horvath

    ResponderEliminar
  7. No se m hace algo estupido pues hay k tener fuerza para ser homosexual yo opino que no s malo adoptar a un niño pues es lo mismo o mejor k algo heterosexual
    LIBERTAD SEXUAL

    ResponderEliminar
  8. wow buen tema...yo creo q la adopcion va mas alla de caso esta bn o no ser una pareja homosexual sino que va mas alla, es mas delicado todavia porq vacon lo respecto al niño que va a ser adoptado..noc piensa en el sino en el poder adoptar cmo una lucha..
    hay que pensar el el niño!

    ResponderEliminar