martes, 25 de enero de 2005

Machacar a la oposición

Estamos viendo, con la excusa del intento de agresión a Bono en la manifestación del sábado (vuelvo a repetir que condenable), un nuevo episodio de como el Gobierno y el PSOE intentan machacar a la oposición. En está ocasión es cargándole el mochuelo del desgraciado incidente, de la tensión vivida en la manifestación, y de los gritos contra el Gobierno, contra el PSOE, y contra el Alto Comisionado.

Quien está produciendo todo eso es el Gobierno, que está, como ya dije, privilegiando a unas víctimas terroristas mientras humilla a otras.

Pero es que, además, en cada ocasión que puede intenta machacar a la oposición. En algún sitio leí algo así como en una democracia la oposición controla al Gobierno, mientras que en una dictadura el Gobierno controla a la oposición. Con lo anterior no intento decir que España se está convirtiendo en una dictadura, pero lo que sí esta claro es que los usos democráticos se están practicando poco desde el poder. Y eso tiene consecuencias.

Cuando el Gobierno se dedica a gobernar y la oposición se dedica a atacar al Gobierno, la cosa funciona, y en virtud del buen o mal gobierno el partido de turno permanece o pierde. Pero cuando el Gobierno se dedica a machacar a la oposición y la oposición se ve obligada a no hacer mucho más que defenderse, la situación se torna extremadamente peligrosa, y lo que puede llegar a ocurrir es que la deseable democracia de las urnas degenere en una verdadera crispación social que puede llevar al enfrentamiento civil.

Algo de eso estamos ya viendo en las tensiones entre distintas asociaciones de víctimas del terrorismo (las del terrorismo islamista y las del terrorismo etarra). Igual que eso es lo que vimos también en los gritos crispados por la impotencia en la manifestación del sábado.

Si el Gobierno y el PSOE siguen utilizando todo lo utilizable para laminar al PP, lo que estamos viendo es solamente un anticipo de lo que vendrá. Ahora se está a tiempo de corregir los errores. Más adelante puede ser demasiado tarde.

2 comentarios:

  1. Creo que tienes razón, coincido contigo. Lo de la manifestación es demasiado, manipulación llevada al límite. Aparte de ningunear el fenómeno del terrorismo y la la lucha contra el mismo, de contribuir a la desunión de sus víctimas, aparte de todo eso, yo no he visto a nadie agredir al señor Bono con palos o propinarle puñetazos, como tanto he oído. Ah, y aunque ahora condene el Ministro lo que padeció el PP los días 12 y 13 de marzo, lo hace ahora, o sea, con casi un año de retraso, cuando es muy fácil y ya no hace falta. Así que las agresiones están muy mal, por supuesto, pero para quejarse hace falta tener autoridad moral. Y el PSOE, de eso, cero.

    ResponderEliminar
  2. Me parecen muy preocupantes las detenciones de los dos manifestantes, tan solo porque aparecían en las fotografías cerca de Bono. No quiero hacer otro artículo del tema hasta ver que dirección toma el asunto. Pero la verdad es que si la cosa estaba mal ayer, hoy creo que está peor. Saludos.

    ResponderEliminar