miércoles, 12 de enero de 2005

El PNV defiende al asesino etarra de 25 personas

La noticia es conocida y ya la comenté: Ignacio de Juana Chaos, que fue juzgado y condenado a más de 3.000 años de prisión por cometer 11 atentados terroristas que asesinaron a 25 personas, iba a salir de la cárcel el próximo mes de Febrero, sin mostrar el más mínimo arrepentimiento, tras cumplir únicamente.... ¡18 de los 3.000!

Para cualquier persona de bien esa noticia es un verdadero escándalo. Y por supuesto produjo una auténtica conmoción en toda la sociedad española. Hasta que punto ha llegado la alarma, que hasta el PSOE, tan propenso a nadar entre dos aguas en estás épocas, se posicionó en contra de la libertad del asesino. Y el poder judicial, por una vez, se ha movido algo, y le ha abierto dos nuevas causas, una por pertenencia a barda armada y otra por amenazas, evitando así que el siniestro fulano salga (por ahora) de la cárcel.

Pues bien, esta noticia, que a cualquier persona honrada le debe producir satisfacción, al PNV le parece mal. Los calificativos que han dejado caer son algunos como los siguientes:

Artificial, raro, extraño, grave, construyendo causas, subterfugios legales.

Pero lo que más me ha llamado la atención es esta frase:

Parecía que conforme a lo que había sido sentenciado y juzgado y, aplicando la ley vigente, estaba en condiciones de que se le pusiese en libertad al haber cumplido los 18 años de prisión.

¡Ahí es nada! El PNV defendiendo la salida de prisión a los 18 años de un asesino que mató a sangre fría a 25 personas. Y es que la desvergüenza de esta gente no tiene límites. Esta claro que ante el hecho de que el fulano este es un criminal nacionalista, pesa más para ellos el adjetivo nacionalista que el adjetivo criminal.

Y, por supuesto, las víctimas están ya en el más absoluto de los olvidos. ¿Acaso tuvieron valor las 11 condenas del PNV, una por cada atentado de este asesino, que pronunciaron por aquel entonces? ¡Cuánta hipocresía en aquellas palabras pasadas condenado los asesinatos! ¡Cuánta miseria en estas palabras presentes defendiendo al asesino!

No hay comentarios:

Publicar un comentario