domingo, 30 de enero de 2005

Acosar a la oposición

Me hubiera gustado leer el artículo de Juan Alberto Belloch en La Razón, pero como no tengo acceso a la edición de pago, me he tenido que conformar con el resumen que de dicho artículo hace Libertad Digital.

En cualquier caso, parece que Belloch no deja títere con cabeza en su artículo. El Partido Popular, la Asociación de Víctimas del Terrorismo, la COPE, y Federico Jiménez Losantos son calificados con los peores adjetivos.

Y Belloch no es cualquiera. Aquí se puede leer su currículum, que no deja de ser destacado.

Pues bien, este hombre se permite despotricar a gusto contra todo lo que se opone, hoy por hoy, al Gobierno y al PSOE. Y lo más destacado, y a la vez peligroso, del artículo, es cuando escribe:

Frente a tales dislates debe reaccionarse institucionalmente con todos los instrumentos represivos que tiene el sistema democrático para autoprotegerse de sus enemigos.

Como muy bien escribe Libertad Digital en su editorial:

¿Cuántas banderas fascistas se vieron en aquella convocatoria? Ninguna. ¿Cuántas detenciones se practicaron durante la marcha? Ninguna. ¿Cuántos heridos se cobró el presunto desastre cívico? Ninguno. ¿Cuántas cargas hubieron de realizar los antidisturbios de la Policía Nacional para contener a los “fascistas” que se congregaron entre Cibeles y la Puerta del Sol? Ninguna ¿A cuánto se elevan los destrozos producidos por la “violencia” de los manifestantes? A cero euros. Ningún cristal roto, ninguna papelera volteada, ningún contenedor ardiendo, ninguna ambulancia abriéndose paso entre la multitud, ningún detenido en la comisaría. Entonces, ¿dónde está esa exaltación de la violencia?, ¿dónde está el fascismo?, ¿quién tiene que dimitir?

Ahora bien, si el motivo del artículo no pueden ser los hechos acaecidos en la mencionada manifestación, ¿cuál es ese motivo? Y de antemano desecho el que lo que pretendía Belloch era única y exclusivamente vomitar todo el rencor y la ira que demuestra que lleva acumulados por tantos años. Y es que eso podría ocurrir en otra persona que no hubiera ocupado los altos cargos que Belloch ocupó, y que sigue siendo cargo público (alcalde) y político en activo.

¿Y entonces? Lo que estamos viendo es un nuevo acto en el acoso a la oposición desde el Gobierno. Cada día que pasa me quedan menos dudas que desde el poder los socialistas intentarán todo para sacar a la oposición real (Partido Popular, AVT, COPE, Jiménez Losantos) de la vida pública española. Son conscientes de que el mensaje antigubernamental está calando en la sociedad española, debido a que los saltos en el vació de los socialistas son más que evidentes, y los ya mencionados son los que los hacen públicos.

Hace dos días escribía yo en este mismo blog, en el artículo titulado Detener a la oposición:

Si el Partido Popular no ejerce su responsabilidad con toda energía, las presiones serán cada vez mayores contra dicho partido y su militancia.

Pues bien, al día siguiente de escribir yo dichas palabras, los hechos me daban la razón, con el artículo escrito por este destacado socialista.

¿Cuál será la próxima presión contra el Partido Popular, la AVT, la COPE o Jiménez Losantos? ¿Cuál será la próxima forma de acoso desde el Gobierno y el PSOE contra la oposición?

No hay comentarios:

Publicar un comentario