miércoles, 3 de septiembre de 2008

¿La primera Presidenta de los Estados Unidos?

Nadie esperaba la elección de Sarah Palin como candidata a la Vicepresidencia de los Estados Unidos por el Partido Republicano. Sin duda ha sido un gran golpe de efecto por parte de John McCain, que de tener una campaña de perfil bajo y seguidora de la de Barack Obama, ha pasado a tomar la iniciativa. Y es que Sarah Palin, a nivel personal, es una mujer joven, decidida, valiente, popular, simpática y carismática. Además de ello, a nivel del poder ejecutivo, cuenta con la experiencia de haber desempeñado por dos años la gobernatura en el estado de Alaska. Algunos dirán que eso no es nada, a lo que cabe preguntarse, ¿qué experiencia ejecutiva nos muestra Obama? ¿acaso es menos lo de Palin que los años de Obama sentado cómodamente en el Legislativo como Senador en Illinois y Washington?

Pero hay más. Si el equipo formado por McCain y Palin ganara las elecciones, además de ser Sarah la Vicepresidenta de los Estados Unidos, podría convertirse también en la Presidenta de este país. Y es que a nadie se le escapa la avanzada edad del anciano senador de 72 años, además de su delicado estado de salud. Por ello, es posible que McCain no pudiese terminar el mandato de 4 años, y la Vicepresidenta tuviese que asumir su puesto; y si lo terminase sería altamente probable que no se presente a la reelección (tendría 76 años), por lo que, si hubiese hecho una buena labor, Palin tendría mucha posibilidad de ser la candidata del Partido Republicano y la elegida por los votantes estadounidenses.

Nadie sabe el futuro, pero, una vez eliminada sorprendentemente Hillary Clinton, puede que estemos con Sarah Palin, mucho más sorprendentemente aún, ante la primera Presidenta de los Estados Unidos.

12 comentarios:

  1. Admiro a Palin, pero su intento de ganarse a los votantes de Hilaria, haciéndole la pelota a la ex primera dama fueron muy burdos, lo que hizo que se cabrearan con ella los propios republicanos. Hasta que saltó a la luz lo de su hija, entonces parece que la cosa ha cambiado.

    No sé quien ganará, pero parece claro que entre los republicanos va a haber un voto masivo, mientras que en los demócratas, muchos votantes de Hilaria, quizá se queden en casa.

    ResponderEliminar
  2. Esta mujer es un cumulo de despropositos e incoherencias. Defiende el "derecho a la vida" de un feto pero apoya la pena de muerte para un preso, cuando está más que probado que hay muchos errores en las ejecuciones, que se descubren a posteriori. Asimismo pertenece a la Asociacion del Rifle, defendiendo que haya armas en los hogares, con los consiguientes casos de ataques a colegios que salen todos los dias en las noticias yankees. Una prenda, la señora...

    ResponderEliminar
  3. Suele suceder que los vice generalmente suelen estar destinados a un papel casi formal. Sin embargo, dadas las condiciones, la posición de Palin es relevante.

    La historia ha demostrado casos de vices que, llegados a ser número uno, demostraron ser ampliamente superiores a sus predecesores.
    Eso sin tener en cuenta que suelen ser los primeros precandidatos a la próxima elección.

    No estoy seguro de que la dupla McCain-Palin tenga muchas chances. El debate Clinton vs. Obama puso el perfil demócrata en la vidriera de los medios.
    Pero, todavía falta un trecho.

    De todas maneras, buena movida de los republicanos.

    ResponderEliminar
  4. Es cierto que ha habido errores en las ejecuciones y en largas condenas, pero en mi opinión hay pocos, muy pocos. Es una intuición que tengo.

    Recuerdo un caso que vi en Discovery Channel de un tipo al que tuvieron no sé cuántos años en la cárcel por dejar en coma a su mujer, a golpes en la cabeza, hasta que el verdadero culpable confesó cuando lo detuvieron por otra cosa. Y confesó porque sentía ciertos remordimientos, ya que el marido de la mujer había pertenecido como él al US Marine Corps.

    ResponderEliminar
  5. "....casos de ataques a colegios que salen todos los dias en las noticias yankees...."


    Este anonimo lee las noticias de EEUU en el pais o deja que se las cuenten en la Sexta.

    ResponderEliminar
  6. Creo que lo importante en España es no tener nada que los yanquis quieran, asi no te ponen en el "eje del mal". Creo que por suerte aqui no tenemos nada que les pueda interesar, no tenemos gas ni petroleo. Si tenemos algo que ellos quieren deberiamos regalarselo asi no nos matan con alguna escusa del tipo terrorista: A saber Terrorista comunista, terrorista antiimperialista, terrorista narcotraficante, terrorista libre pensador, terrorista no estoy de acuerdo con los gringos, terorista no creo que todo lo que haga israel este bien o simplemente terrorista no me gusta tu cara.

    ResponderEliminar
  7. Este "Juan Carlos" y este "José Luis" seguro que son el mismo individuo y que no es español. Escribe como un sudamericano.

    ResponderEliminar
  8. Lo que mas me gusta de la vicepresidenta de mc cain es que participo de los grupos secionistas.

    ResponderEliminar
  9. Defiende el "derecho a la vida" de un feto pero apoya la pena de muerte para un preso

    O sea que salva la vida de sus futuras victimas. Recordemos que hoy mismo ha sido detenido un delincuente sexual multi-reincidente por violaa una ni&ńtilde;a de seis ańos solo tres dias despues de haber sido liberado.

    Y es que no estaria de mas que algunos progres sufieran en propia carne las consecuencias de us buenismo baratao.

    ResponderEliminar
  10. No te preocupes por este juan carlos, que puede que sea sudamericano, pero lo dudo porque no debe de haber computadores alla.

    ResponderEliminar
  11. ¡Gran entrada!
    Desde otras latitudes apreciamos este excelente blog. Me ha parecido merecedor del Premio Brillante Weblog por si desea recibirlo. Por este enlace:
    http://www.marthacolmenares.com/2008/09/04/espacios-de-otras-latitudes/
    Mis saludos desde Venezuela
    Martha Colmenares

    ResponderEliminar
  12. El Pentágono derruido y las Torres Gemelas ardiendo fueron visiones
    escatológicas que durante mucho tiempo habían alimentado la imaginación de
    novelistas y cineastas, pero también el corazón de miles de terroristas.
    Norteamérica, que no concibe la vida sin espectáculo, aquel 11 de septiembre
    pudo comprobar hasta qué punto eran ridículas las películas de hecatombes.
    Hollywood había sido humillado. La ficción atrajo a la realidad y a partir de
    ese momento se produjo en el mundo una síntesis nueva de la maldad humana. Al
    parecer la alta tecnología había acudido por fin en ayuda de los desesperados.
    El Pentágono es el lugar emblemático donde el Gran Gallo de Occidente asoma la
    cresta de acero y las Torres Gemelas eran los dos ventrículos del capitalismo
    que desde una esquina de Manhattan bombeaban dinero a todo el planeta. Los
    símbolos de Norteamérica habían saltado por los aires y, con ellos, el orgullo
    de una nación y la alta seguridad que lo amparaba. Además de la catástrofe
    física, la herida había sido profundamente espiritual. Una parte del alma de
    nuestra civilización quedó también bajo los cascotes y en la zona cero comenzó a
    crecer una enredadera que ha terminado por cubrir todo el planeta. La flor que
    echa esa planta es muy venenosa. Se llama paranoia.
    Según la biología, un organismo es más vulnerable a medida que se hace más
    complejo. Esta regla es aplicable a la sociedad contemporánea cuya fragilidad va
    a la misma velocidad que su desarrollo, de modo que está a punto de llegar el
    día en que el mundo occidental dependa de un solo fusible a merced de la mano de
    un fundamentalista que apague la luz y nos mande a la Edad Media a comer higos
    chumbos. Cada vez va a ser más difícil llevar una vida dulce cerca de la gente
    humillada y mucho más ahora en que han hecho síntesis el odio y la química, la
    miseria y la electrónica, la pobreza y la crueldad, el fanatismo y la
    informática, la injusticia y la dinamita. En el subconsciente colectivo comienza
    a germinar como una pesadilla la cabeza nuclear de fabricación casera o el
    barril repleto de virus terroríficos que pueden ser arrojados sobre cualquier
    ciudad por un iluminado al que han prometido el reino de los cielos.
    Ahora en los aeropuertos ordenan que te quites el calzado como si fueras a
    entrar en una mezquita. Te pasan el escáner por los genitales. Eso es democracia no?

    ResponderEliminar