lunes, 13 de octubre de 2008

La política, la cochinada, los barcos y la honra

Leer sobre el abandono de la política de esa extraordinaria mujer llamada María San Gil me trajo a la mente la reciente expulsión de este blog de "red ciudadana". Ya sé que lo uno no es comparable con lo otro, ya que mientras lo primero es verdaderamente importante, lo segundo es puramente anecdótico. Pero uniendo ambas cosas, pensé que, como alguien dijo muy acertadamente, la política es muy cochina. Y yo añado que mucho, mucho, mucho. La política creo que no esta hecha para personas con convicciones, sino para camaleones políticos, que saben adaptarse a las diversas circunstancias sin mayor problema.

María San Gil evidentemente es una persona de convicciones reales, y llegado el momento tuvo que elegir entre las mismas y su futuro político, y no lo dudó. Eligió antes la honra que los barcos. No así los que la rodeaban, que prefirieron los segundos a la primera, y le dieron la espalda.

Nada nuevo bajo el sol. La política no está hecha para personas de principios. Salvo honrosas excepciones, que las hay. Pero son tan poquitas.

2 comentarios:

  1. "La política no está hecha para personas de principios."

    Quizás por eso, si es que es cierto (lo dudo) pero ¿puede ser por eso que los antiabortistas como usted dicen que el aborto es un asesinato pero no se atreven a llevarlo a sus conclusiones lógicas y decir que los médicos que abortan son accesorios en el asesinato y que tanto ellos como la mujer que aborta son culpables de asesinatos y se les debe detener?

    Curioso que casi la totalidad de los "antiabortistas" radicales digan que es un asesinato y sin embargo no digan que los abortistas deben ir a la cárcel. ¿o sí? Porque usted, cuando politiza algo tan serio, demuestra su hipocresía.

    En cuanto a sus continuas pataletas contra su expulsión de Red Ciudadana: más de lo mismo.

    ¿San Gil? Pues es admirable sí; pero no se compare con ella por favor.

    ResponderEliminar
  2. "Con las leyes pasa como con las salchichas.Es mejor no ver como se hacen"
    Otto von Bismarck

    ResponderEliminar