jueves, 9 de junio de 2011

El rey da marcha atrás por sentido de la supervivencia

Se dio cuenta, porque soberbio es pero no tonto. Juan Carlos sabe perfectamente que en España existe un vergonzante pacto de silencio por parte de la prensa mayoritaria para ocultar sus muchos sucios manejos, y sobre todo sabe que si ese pacto se rompe los días de la monarquía española están contados.

Así que ha dado marcha atrás, y ha mandado a sus sirvientes que pidan disculpas a la prensa y deje a los periodistas seguir entrando a sus audiencias como antes. Y es que su desbarre había sido grande, primero en actitud chulesca, provocadora y casi insultante con la prensa, y después aplicando la censura pura y dura; eso, sumado al otro desbarre, el del hijo, les ha puesto en una situación muy incómoda; y como estas cuestiones se sabe como empiezan, pero no como terminan, pues nada, a recoger velas se ha dicho. La función teatral monárquica debe continuar.

8 comentarios:

  1. Veo, José, que eres un liberal-conservador republicano, yo en cambio me considero monárquico aunque no soy juancarlista porque el comportamiento de este monarca no me gusta nada, ya que observo que mira más por mantener los privilegios de la Corona española que el bien de España en sí. De todas formas las experiencias que ha tenido España con repúblicas no han sido buenas y además yo creo que por la realidad histórica española, nuestra nación se identifica mejor con una forma de Estado monárquica. El Rey actual debería abdicar y dar paso a Felipe VI, para llevar a cabo una serie de reformas profundas, con futuros gobiernos, que tanto necesita España.

    ResponderEliminar
  2. ¿Y por que abdicar en Felipe IV y no en su hermana mayor,María del Pilar de Borbón y Borbón-Dos Sicilias?
    Ya se que renuncio al trono por casarse con alguien sin sangre real pero visto lo que ha hecho Felipe....ademas dejariamos atras la discriminacion de la preferencia del varon de la Ley Salica.¿No?
    ¿O quiza deberia abdicar en su hija mayor Doña Elena,duquesa de lugo?

    ResponderEliminar
  3. Si el rey Juan Carlos I abdica, lo tiene que hacer en la siguiente persona que ocupa el orden de sucesión y según la Constitución Española, debería ser en la persona su único hijo varón Don Felipe, que reinaría bajo el nombre de Felipe VI.
    Hasta que la Constitución española de 1978 no se reforme, en el orden sucesorio de la Corona española prevalece la linea anterior a las posteriores, dentro de la misma linea el grado mas próximo al mas remoto,en el mismo grado el varón a la mujer y en el mismo sexo el de mayor edad.

    ResponderEliminar
  4. Azul, sí, soy republicano. La monarquía me parece una institución totalmente antidemocrática y fundamentada en privilegios injustificables, como he argumentado en muchos de mis escritos. Que el pasado republicano de España haya sido desastroso no quiere decir que tenga que serlo el futuro. España puede perfectamente ir hacia un régimen republicano al estilo de Estados Unidos, Francia o Chile, donde el Presidente de la República ejerza el Poder Ejecutivo y sea elegido en votación directa por los ciudadanos a doble vuelta. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. José, lo que tu pides es que España sea un régimen presidencialista. Pues es muy aceptable tu propuesta, pero yo creo que la historia de España y su ideosincracia es distinta a la de EEUU, Chile o Francia. La monarquía es una institución que encarna en la figura del rey la unidad de la nación por encima de luchas partidistas y además refleja lo que España fue y aun conserva. Otra cosa es que personalmente Juan Carlos no me gusta y su labor como rey tampoco, una cosa no quita la otra.
    Los dos somos liberal-conservadores pero me parece que yo tengo algo mas de conservador que tú y tú eres mas liberal que yo.

    ResponderEliminar
  6. Azul, hombre, sí, intento ser lo más liberal que puedo, aunque claro, limitando ese liberalismo por mi convervadurismo (que nadie es perfecto, leñe).

    La tradicción (o sea, el pasado) me importa un pimiento, la verdad. Me importa el presente y el futuro.

    La monarquía me parece rechazable en sí misma. Pero es que, además, con los mimbres de Felipe nada se puede hacer. La salida de pata de banco con la muchacha republicana (de la que me hice eco) lo demuestra. Chulo y prepotente. Sobre su mujer, Letizia, ni te quiero hablar. Solamente decir que es una izquierdista de tomo y lomo. ¿Y con estos futuros reyes España va a ir a algún sitio? Prefiero, por supuesto, un régimen presidencialista en el que cada cuatro años los ciudadanos elijan al Jefe del Estado.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. El día que España deje de ser una monarquía (y que DIOS NOS SALVE de tener una república cutre y bananera), creo que la mayoría de la gente decente dejaría de considerarse como españoles y renunciaría a mi nacionalidad española. Yo no concibo a España como nación sin que ésta sea una MONARQUÍA, que es el único lazo y vínculo que nos une en nación. La gente malvada y envidiosa o mediocre critica a Su Majestad el rey Don Juan Carlos pero ya me reiría yo de tener un paleto como ZAPATERO como JEFE DE ESTADO. España NO ES EEUU, ni mucho menos, por la gracia de Dios, Francia. España tiene más en común con el Reino Unido y las otras monarquías de Europa.

    Larga vida le deseo a la corona, que es lo único español que queda.

    ResponderEliminar
  8. En esto de la monarquia, tenemos mas que ver con marruecos y otras monarquias del golfo que con europa.

    ResponderEliminar