viernes, 3 de junio de 2011

El rey, fuera de control

Ésta no es la primera vez que la Mesa del Congreso bloquea iniciativas relacionadas con el Jefe del Estado. En ocasiones anteriores, el órgano de gobierno de la Cámara había alegado que el Parlamento no puede controlar a la Jefatura del Estado.

Así de claro.

En España, al menos teóricamente, todos están sometidos a control, incluso el Presidente del Gobierno. Pero no el rey. El rey simplemente está fuera de control. Puede hacer lo que le dé la gana (y de hecho lo hace, tema para otro artículo, que en éste no tengo muchas ganas) y no se le puede someter a ningún tipo de control, porque el Parlamento no puede controlar a la Jefatura del Estado.

Y cuando la prensa informa sobre su estado de salud, se enfada de forma prepotente con los periodistas que más cerca tiene.

Porque parece que tampoco cree mucho en la libertad de información cuando afecta a su persona.

No entiendo como con esta clase de privilegios y de comportamientos aún hay gente que defiende la monarquía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario