viernes, 24 de junio de 2011

A vueltas con la Somalia de Valín, Martín, Enguivuck y d'Anconia

Hay cosas que, sin compartirlas ni de lejos, uno puede entender de los ancaps. Pero personalmente la defensa que hacen del régimen de Somalia me resulta totalmente incomprensible. Por dos razones que quiero explicar brevemente.

La primera porque Somalia no se puede poner como ejemplo de absolutamente nada. Como expuse en mi texto, allí se están cometiendo auténticas barbaridades a diario que quedan completamente impunes (incluida la esclavitud, tema que surgió en los comentarios). Creo que queda claro.

Y la segunda, y más destacable en relación a la idea ancap, es que Somalia no es ni por asomo un sistema anarcocapitalista. Allí hay gobiernos (en plural) que se imponen sobre pequeñas áreas, normalmente tribus, dirigidos por los llamados "señores de la guerra", que no son otra cosa que dictaduras militares sobre una especie de microestados.

Pretender que Somalia es un régimen anarcocapitalista por el solo hecho de que no existe un gobierno central me parece algo carente de todo sentido. Además de que, repito, aunque allí hubiera ese anarcocapitalismo dicho país no podría ser puesto como ejemplo, porque lo único que acumula es espanto sobre espanto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario