viernes, 17 de junio de 2011

Memoria histórica, 17 de junio de 1936

"160 iglesias destruidas, 251 asaltos de templos, incendios sofocados, destrozos, intentos de asalto. 269 muertos. 1287 heridos de diferente gravedad. 215 agresiones personales frustradas o cuyas consecuencias no constan. 69 centros particulares y políticos destruidos, 312 edificios asaltados. 113 huelgas generales, 228 huelgas parciales. 10 periódicos totalmente destruidos, todos de derecha. 83 asaltos a periódicos, intentos de asalto y destrozos. 146 bombas y artefactos explosivos. 38 recogidos sin explotar."

Hechos acaecidos entre el 1 de febrero y el 15 de junio de 1936, relatados por Gil-Robles en el Parlamento el día 17 de junio de 1936.

Segunda República Española

8 comentarios:

  1. Más memoria:

    Explotación de la Iglesia, aristócratas y monarcas al pueblo. Bancarrota del Estado con Carlos I y V de Alemania, asesinatos de los líderes Comuneros de Castilla, aplastamiento a impuestos a los industriales, ganaderos y agricultores castellanos. Dos bancarrotas de Felipe II, aunque no viese la noche. Analfabetismo generalizado del pueblo, Guerra de Marruecos, en la que los hijos de los poderosos no derramaban su sangre y que desembocaron en la Semana Trágica.

    Por favor. Que todos sabemos quien manda. Y quien recibe los golpes. Es de cobardes decir que me queman una iglesia, cuando las agresiones de la misma y sus secuaces son continuos: Si te pones a dar, prepárate a recibir.

    Salud.

    ResponderEliminar
  2. "Explotación de la Iglesia, aristócratas y monarcas al pueblo. Bancarrota del Estado con Carlos I y V de Alemania, asesinatos de los líderes Comuneros de Castilla, aplastamiento a impuestos a los industriales, ganaderos y agricultores castellanos. Dos bancarrotas de Felipe II, aunque no viese la noche. Analfabetismo generalizado del pueblo, Guerra de Marruecos, en la que los hijos de los poderosos no derramaban su sangre y que desembocaron en la Semana Trágica. "

    ¿Todo eso también en cuatro meses y medio de 1936?

    ResponderEliminar
  3. A estos dos anónimos anteriores hay que decirle lo siguiente: Si tanto les gusta la sangre que vayan a un psiquiatra, les hace mucha falta. Apoyar asesinatos masivos y una política de exterminio contra la Iglesia Católica, solo puede ser resultado de mentes enfermas y perversas. Muy propio de nazis, o de comunistas, lo mismo da. Por muchos cataclismos que se hayan producido en el catolicismo, nada comparado con otras religiones, como la musulmana, por ejemplo, no se puede defender el exterminio en masa ni la persecución religiosa atroz que sufrió España en esos años. Siendo un país mayoritariamente católico como lo era entonces y en gran medida sigue siéndolo ahora. Lo dicho, defender eso, con cualquier otra excusa, solamente es propio de mentalidades totalitarias, antidemocráticas y criminales.

    ResponderEliminar
  4. El error de esa lista es comenzarla con el número de iglesias incendiadas. Al rojerío eso no le parece mal... sino bien. Olvídense de una vez de las iglesias quemadas.

    En cambio, difundir los datos del terror le hace mucho daño a la estrategia roja, les quita la careta.

    ResponderEliminar
  5. Lo que ocurrió en España en 5 meses durante 1936 provocado por el Frente Popular demuestra que la mayor parte de la izquierda en España es bastante radical.
    Has hecho muy bien con recordar esos hechos que hicieron que media España no se resignara a ser aniquilada por la revolución antidemocrática liderada por la URSS.

    ResponderEliminar
  6. Siempre con lo mismo,al final todos con la misma bronca, la m. histórica esta para que no se repita. Mejor pensemos en lo actual que tenemos un gobierno que no tiene ni puta idea de como salir de la crisis y cada día estamos peor.

    ResponderEliminar
  7. Hay que dejarse de guerras civiles. Hubo un borrón y cuenta nueva, una reconciliación. Ahora estamos en democracia,y lo que tienen que hacer los políticos es crear empleo, dejar de matar niños, ancianos y enfermos, que haya una inmigración controlada, que no haya nacionalistas ni socialistas...

    ResponderEliminar
  8. Esos datos de Gil Robles, que era un accidentalista que no creía en la democracia, que defendía la violencia falangista y de los caciques, que asistió al Congreso nazi de Nurember, que se reunió con el dictador Dolfuss al que admiraba y que financió el golpe de Estado de 1936 son falsos. Y si no que digan que 160 iglesias son esas que fueron destruídas, más del triple de las que se quemaron en 1934. Ya Paul Preston hace referencia a estas declaraciones del golpista Gil Robles, en el libro El Holocausto español poniéndolas en su sitio y desmintiéndolas en gran parte. La práctica totalidad de esos asesinados fueron gente de izquierdas, algunos en manifestaciones pacíficas asesinados por curas trabucaires como está perfectamente documentado en algunos pueblos.

    ResponderEliminar