jueves, 22 de diciembre de 2011

La hora de la verdad


En el nuevo Gobierno hay nombres que me gustan (por ejemplo, Soraya) y otros que me repelen (por ejemplo, Gallardón). Pero hay que darles un margen de confianza, para ver que es lo que van a hacer. Ni siento entusiasmo ni pesimismo, sino simplemente expectación, es todo. De algunos podría hablar bien, pero la situación es tan complicada en casi todos los frentes que se pueden estrellar; de otros podría hablar mal, pero una vez en el cargo pueden que den lo mejor de sí y consigan cosas buenas, incluso maravillas. Por lo tanto, borrón y cuenta nueva. Empieza un nuevo ciclo en España, llegó la hora de la verdad, veremos lo que dan de sí los miembros del flamante Gobierno del Partido Popular.

2 comentarios:

  1. Gallardón ha agotado de sobras cualquier margen de confianza imaginable. Ha sido nombrado Ministro de Justicia para enterrar todos los trapicheos y crímenes de sus amigos del PSOE, desde el 11-M a los ERES falsos, pasando por el Faisan y las gasolineras de D. José. Y para proseguir "el proceso de Paz" con ETA, indultar a Garzón y reponerlo en la Audiencia o ascenderlo, evitar que cambien demasiado el Tribunal Constitucional, el CGPJ, la Ley del Aborto, la Ley Electoral, ... En resumen, para acabar con cualquier posibilidad de regeneración democrática, concepto con el que el déspota liberticida está reñido.

    Pero en el pecado lleva Rajoy la penitencia, porque ha puesto a su lado al Malvado Visir Iznogud, el que solo piensa en ser Califa en lugar del Califa. Yo en su caso no volvería a subirme nunca a un helicóptero, ni probaría nada en un coctel sin que lo probara primero mi catador (como hace Gallardón con su "Mayordomo"), ni cogería ninguna rosa, no vaya a ser que se pinche y le apliquen la muerte digna, ...

    ResponderEliminar
  2. No me gustan los ministros del Interior ni de justicia. Me temo lo peor. Si se dedican a tapar los desmanes del PSOE, cuando éstos vuelvan lo volverán a hacer, no igual de mal, sino peor. Se sentirán impunes y gracias a esta supuesta derecha, que no solo no quiere aprender, sino que está llena de complejos. A la vista está. Del resto de ministros habrá que ver. Por ahora mi valoración en conjunto de 1 a 10 es aprobado rascado (5). Pero la nota puede ir a notable o a suspenso dentro de poco.

    ResponderEliminar