jueves, 25 de agosto de 2016

"El fin del romance bitcoin"

Nunca he creído demasiado en los valores intangibles de la internet. Tampoco en el bitcoin. Ahora resulta que un robo en bitcoins del equivalente a 59 millones de euros ha venido a dañar la credibilidad de dicha moneda virtual. Lo más curioso del tema es que, al ser anónimos los dueños de los bitcoins, han tenido que "socializar" las pérdidas entre todos los clientes de la plataforma asalta, los cuales han perdido cada uno nada más y nada menos que el 36% de lo que tenían en dicha moneda.

¿Será el final del bitcoin? No lo creo. Pero sí será un duro golpe. Y a la larga creo que la confianza en esta moneda virtual irá decayendo cada vez más.

4 comentarios:

  1. Lo que ha sufrido un robo ha sido una casa de cambio, no "el bitcoin". De la misma forma que si alguien roba un banco, no entra en peligro "el euro".

    Para ser usted liberal, no vea como le hace el juego a la propaganda socialista. ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es mi intención hacer el juego a nadie, y menos a la propaganda socialista, sino solamente expresar mis opiniones personales.

      Pero si un banco es robado los clientes no pierden sus depósitos en euros. Perder más de un tercio de lo ahorrado en bitcoins no me parece que sea algo anécdotico, precisamente.

      Pero bueno, el futuro nos dirá lo que dará de sí el bitcoin. Yo, repito, no creo mucho en los valores internéticos. Y es una opinión exclusivamente personal.

      Eliminar
  2. Sr. Anónimo, hasta donde yo sé el robo de un banco tradicional no significa socializar las pérdidas entre los clientes del banco a razón de un 36% de lo que tenían invertido en euros. Es decir, lo que hace que el bitcoin pierda confianza no es obviamente el robo en si mismo sino las consecuencias que ese hecho provoca. Mis saludos liberales para José García Palacios, leo tu bloga siempre que puedo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente es así, estoy completamente de acuerdo. Y saludos también a ti y muchas gracias por leer este blog.

      Eliminar