lunes, 15 de agosto de 2016

Japón no fue una víctima en la Segunda Guerra Mundial

Enterramientos vivos, asesinatos en masa, operaciones y amputaciones sin anestesia, experimentos humanos, armas biológicas, armas químicas, salvajes torturas, trabajos forzados, exclavitud sexual, canibalismo, hambrunas provocadas. Es solamente un resumen.

Las barbaridades de los japoneses superaron ampliamente a las de los nazis: "Los alemanes mataron a 6 millones de judíos y 20 millones de rusos [sic, por soviéticos]; los japoneses masacraron a 30 millones de filipinos, malayos, vietnamitas, camboyanos, indonesios y birmanos y, al menos, a 23 millones de etnia china."

Conviene recordarlo el día de hoy, en el que se cumplen 71 años de la rendición de Japón en la Segunda Guerra Mundial. Japón no fue una víctima en la guerra, sino un país que practicó los más aberrantes crímenes de guerra. Y uno de los mayores errores de Estados Unidos en la postguerra fue permitir que el mayor criminal de guerra japonés de todos, Hirohito, permaneciera en el poder.

6 comentarios:

  1. Efectivamente,eran unos asesinos en potencia y com una mala leche infinita,de hecho hoy dia les cuesta reconocer las tropelias,en forma de miles de crimenes que cometieron.
    Pero cuando a alguien le hablan del Japon,todos piensan en esas muñequitas vestidas como en los comics y la gente amablemente inclinandose como signo de respeto.
    Es lo que tiene vivir en un mundo agilipollado por completo que las conmemoraciones por las muertes de la bomba nuclear(eso fue),han sido un inmenso insulto a los que la tiraron y el no se vuelva a repetir,no parece recordar nadie que:"Japon no dudará resistir hasta el último hombre",de las soflamas que se repartian por la epoca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. Cuando leí lo que leí se me pusieron los pelos de punta. En nada diferentes de los nazis.

      Eliminar
  2. Indicar que, en concreto, fueron crímenes del Estado Nacionalista Japonés, en concreto una dictadura militar.

    Muy fomentado con la unificación de Japón tras el fin del shogunato y la mentalidad racista de la época.

    Un buen recuerdo a todos los que piden un estado grande, unido y fuerte.

    Tras la guerra mundial, una alternativa a Hiro Hito quizás hubiera sido el dividir el país en varios. Históricamente se podrían haber encontrado excusas, por antiguos territorios, por Islas, etc..

    Del mismo modo que a Europa le iba mejor con varias alemanias, quizás hubiera sido mejor haber dejado 4 o 5 alemanias, en vez de una que mangonea a toda Europa como ahora.

    La Alemania que se une mientras fomenta la división en los demás países, Checoslovaquia, Yugoslavia, Ucrania, etc...



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que cada persona tiene derecho a decidir lo que quiere hacer, y eso incluye elegir sus gobiernos y unificar países, como el caso de las dos alemanias.

      Sobre Checoslovaquia, Yugoslavia, etc., esos pueblos fueron culpables de lo que les sucedió (la libertad viene unida a las consecuencias), incluso si permitieron ingerencias extranjeras.

      En política exterior no hay ni amigos ni enemigos, sino solamente intereses, por desgracia.

      Eliminar
    2. La "mentalidad racista de la época" hizo que ya en el siglo XIX cayese un gobuierno britanico por malos tratos indigenas no por aprte del Ejercito sobre el cual tenia control directo sino por parte de aventureros. Lo de Japon fue mucho pero que mucho mas alla de la "mentalidad racitsa de la época"

      Eliminar
    3. JFM, evidentemente tienes toda la razón, lo de los japoneses fue maldad en estado puro, exactamente igual que lo de los nazis.

      Eliminar