martes, 31 de enero de 2017

Chantaje al Estado (y no por Bárbara Rey precisamente)

Chantajeó, en pasado, de eso no cabe duda. Pero quien chantajea ahora, en presente, no es Barbara Rey. Es alguien mucho más peligroso y con datos igualmente mucho más peligrosos. Lo de Barbara Rey pudo ser un affair más o menos vergonzoso, más o menos impresentable (más bien más), pero que se quedaba en algo personal de un rey que no sabe guardar las formas en privado, para ocultar lo cual el Estado usó dinero de los fondos reservados. Grave, sí, pero nada comparado con lo que sigue.

Hablamos de Corinna zu Sayn-Wittgenstein, otra de las amantes del antiguo rey, pero mucho más inteligente y sofisticada que Barbara Rey. Está en boca de todos que esta mujer participó en altísimas operaciones políticas y económicas en virtud de ser la amante de Juan Carlos de Borbón. Hasta tal punto llegaron dichas operaciones que el CNI expulsó a Corinna de España con el beneplácito de Felipe de Borbón, por entonces príncipe, aprovechando una ausencia del país de Juan Carlos de Borbón, por entonces rey en plenitud de funciones.

Y ahora, debido a la tremenda ineptitud de un rey que ponía primero sus desviados gustos sexuales que los intereses de España, unos miembros del CNI, investigados por la justicia española, amenazan con revelar secretos inconfensables si se sigue adelante con dicha investigación de ellos.

Evidentemente no se trata de temas sexuales entre Juan Carlos y Corinna, porque eso ya poco puede afectar, sobre todo después de saberse con pelos y señales lo de Barbara Rey. Se trata, por supuesto, de airear los muy turbios asuntos políticos y económicos en los que anduvo Corinna, muy probablemente con el conocimiento y la aprobación de Juan Carlos.

La podredumbre llegó hasta la misma Jefatura del Estado. Y es evidente que los españoles merecen saber qué es lo que pasó. Pero para ocultarlo una serie de agentes del CNI chantajean al Estado. Mi única confianza está en que el juez no ceda a las presiones del CNI (que estoy seguro de que ya las tiene que estar habiendo) y siga adelante con la investigación, y como consecuencia sepamos que es lo que este majadero llamado Juan Carlos de Borbón le permitió hacer a Corinna en asuntos de Estado a cambio de sus favores sexuales.

3 comentarios:

  1. Urdanga y Cristina solo hicieron lo que veian en casa...pero ya hemos visto como ha acabado la acusacion popular...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En España la Monarquía ha sido totalmente intocable por muchos años... y parece que sigue siéndolo. Lo único es que ahora no pueden controlar a la prensa como antes. Pero todo lo demás, sí lo controlan.

      Eliminar
  2. http://etrusk.blogspot.com.es/2014/12/exodos-una-interpretacion-en-terminos.html

    ResponderEliminar