martes, 3 de febrero de 2009

Maradona, Ahmadinejad, y un Tatuaje en.........

En el caso que Maradona viajase a Irán le convendría imbuirse de algunos de los aspectos de la Sharía. En ella están contempladas severas penas a transgresiones como el adulterio y beber alcohol. El consumo de drogas está castigado con la muerte. Las ofensas sexuales conllevan una pena de lapidación o azotes. En caso que viaje con sus hijas reconocidas, ellas podrán atestiguar el grado de sumisión y desprecio del que son objetos las mujeres iraníes.

Artículo de Rubén Kaplan en El Reloj

No hay comentarios:

Publicar un comentario