domingo, 1 de febrero de 2009

Mitos y Realidades sobre los Asentamientos Judíos en Cisjordania (II)

MITO
«Los asentamientos son un obstáculo para la paz»


REALIDAD


Los asentamientos nunca han sido un obstáculo para la paz.
 -De 1949 al 67, cuando a los judíos les prohibían vivir en Cisjordania, los
árabes rehusaron hacer la paz con Israel.
 -De 1967-77, el Partido Laborista estableció sólo unos cuantos asentamientos
estratégicos en los territorios, no obstante, los árabes no estuvieron
dispuestos a negociar la paz con Israel.
 -En 1977, meses después de que tomara el poder un gobierno likud
comprometido a agrandar la actividad de los asentamientos, el presidente egipcio Sadat fue a Jerusalén y luego firmó un tratado de paz con Israel. A propósito, había asentamientos judíos en el Sinaí y fueron desmantelados como parte del acuerdo con Egipto.
 -Un año después, Israel congeló la construcción de asentamientos por
tres meses, a la espera de que el gesto induciría a los árabes a unirse
al proceso de paz de Camp David. Pero ninguno lo hizo.
- En 1994, Jordania firmó un acuerdo de paz con Israel y los asentamientos
no fueron un problema. Si algo pasaba era que crecía el número de
judíos viviendo en los territorios.
- Entre junio de 1992 y junio de 1996, bajo gobiernos laboristas, la población
judía creció en los territorios aproximadamente en un 50 por
ciento. Este rápido crecimiento no impidió que los palestinos firmaran
los acuerdos de Oslo en septiembre de 1993 ni el convenio de Oslo en
septiembre de 1995.
- En el 2000, el primer ministro Barak ofreció desmantelar docenas de asentamientos,
pero los palestinos no convendrían en ponerle fin al conflicto.


La actividad de los asentamientos puede ser un estímulo a la paz porque
obligó a los palestinos y a otros árabes a reconsiderar el punto de vista de
que el tiempo estaba de su parte. En escritos árabes se hacen frecuentemente
referencias a cuánto tiempo llevó expulsar a los cruzados y cómo
podría tomar también mucho tiempo hacerles lo mismo a los sionistas. El
crecimiento de la población judía en los territorios obligó a los árabes a
cuestionar este dogma. «Los palestinos ahora se dan cuenta», dijo el alcalde
de Belén Elías Freij, «de que el tiempo está ahora de parte de Israel, que
puede levantar asentamientos y crear realidades, y que el único camino
para evadir este dilema es negociar cara a cara».3
A muchos israelíes les preocupa, no obstante, la expansión de los asentamientos.
Algunos los consideran provocativos, otros temen por los colonos,
que son particularmente vulnerables, y han sido blancos de repetidos
ataques terroristas palestinos. Para defenderlos es necesario emplazar gran
número de soldados que de otro modo estarían adiestrándose y preparándose
para un posible conflicto futuro con un ejército árabe. Algunos israelíes
también objetan la cantidad de dinero que se destina a las comunidades
allende la Línea Verde y los subsidios especiales que se han otorgado para
hacer más costeable la vivienda en esos lugares. Otros aún creen que los
colonos proporcionan una tenue línea de defensa y que están desarrollando
una tierra que con todo derecho pertenece a Israel.
El destino de los asentamientos es un tema para las negociaciones sobre el
status final. La pregunta de dónde estará la frontera entre Israel y la entidad
palestina probablemente se verá influida por la distribución de esos pueblos
judíos. Israel quiere incorporar tantos colonos como sea posible dentro de
sus fronteras, mientras los palestinos quieren expulsar a todos los judíos del
territorio que ellos [los palestinos] controlan.
Si Israel se retirarse unilateralmente a sus fronteras de 1967, como parte de
un arreglo político, muchos colonos se enfrentarán a una o más opciones:
permanecer en los territorios, expulsión de sus hogares, o reasentamiento
voluntario en Israel. El impedimento a la paz no es la existencia de esos
asentamientos; es la renuencia de los palestinos a aceptar un estado junto
a Israel en lugar de un estado que reemplace a Israel.

Fuente (Citada en Primer Post)

2 comentarios:

  1. No nos engañemos, los arabes nunca han querido la paz, su objetivo es acabar con el estado de Israel.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Buenas, siento no haber podido responderte aún en mi blog y tratar de nuevo este asunto, pero estoy muy liado con exámenes. En cuanto tenga tiempo escribiré algo sin falta.

    No obstante, he de decirte que cuando alguien establece asentamientos NO lo hace en defensa propia. En defensa propia uno mete tropas y controla militarmente el lugar, NO mete a colonos. Si metes a colonos en una zona es porque no pretendes irte de ahí; vamos, porque te quieres expandir.

    ResponderEliminar