martes, 18 de octubre de 2016

Las cloacas del Estado, el golpe en el PSOE y la investidura de Rajoy

El CNI frustró el impulso republicano de Pedro Sánchez. Cuando leí la notica no le di la menor importancia y la deseché. Pero dándole vueltas al asunto he llegado a la conclusión de que, aunque no sea cierta en su totalidad, sí tiene visos de credibilidad parcialmente. Vamos con ello.

¿Por qué Felipe González salió a la palestra con lo de que Pedro Sánchez le había prometido la abstención a Rajoy en una segunda votación, sabiendo perfectamente que eso le iba a minar su crédito en el PSOE (tal vez de forma definitiva)? ¿Por qué más de la mitad de la Ejecutiva del PSOE tomó la decisión de dimitir en bloque, sabiendo que eso llevaría al PSOE a una crisis sin precedentes, de la que ellos mismos serían acusados como culpables, y que por ello sería su final político? ¿Por qué los dirigentes del actual PSOE están defendiendo una abstención contra natura para hacer Presidente a Rajoy (y, además, en medio del escándalo Gurtel), a sabiendas de que eso les va a destruír políticamente, porque la militancia socialista está completamente en contra? Y la pregunta más importante de todas: ¿por qué Rajoy no va a unas terceras elecciones, para asegurarse la mayoría absoluta (por sí solo o con el apoyo de Ciudadanos), y va a preferir gobernar completamente en precario y sin la más mínima estabilidad?

Vamos con la posible (más bien probable) respuesta. Pedro Sánchez no quería ni oír hablar de ir a unas terceras elecciones, las cuales serían letales para su partido y, sobre todo, para él. Por eso tenía ya, desde muy poco tiempo después de las elecciones, amarrado un pacto secreto para llegar a la Presidencia con el apoyo de PSOE, Podemos, PNV, Convergencia y ERC, es decir, los famosos 178 diputados (este pacto no es especulación, es cosa sabida). En dicho pacto entraban dos factores completamente desestabilizadores para España, por un lado el extremismo de Podemos y por otro el separatismo de Convergencia y ERC; evidentemente a ambos apoyos, el extremista y el separatista, Pedro Sánchez debería hacerles concesiones que pondrían en peligro la estabilidad de España (república, referéndum separatista, o lo que sea). Pedro Sánchez sabía que el Comité Federal nunca apoyaría este pacto, por lo que iba a ir directamente a la militancia, sabiendo que ahí tenía completamente asegurado el apoyo.

Todo esto, que ya empezaba a ser de dominio público, "alguien" (no sé quien, si Felipe González, Rajoy, el rey u otro) decidió pararlo "como fuera". Y aparecieron las revelaciones de Felipe González y el golpe de partido en el PSOE.

En toda negociación cada parte debe entregar algo a la otra. El PSOE le está entregando a Rajoy que no haya un gobierno con extremistas y separatistas, pagando el precio de tener en estos momentos un PSOE completamente roto. A cambio Rajoy le entregará al PSOE el no ir a unas terceras elecciones (que serían la quiebra completa para los socialistas y el éxito rotundo para el gallego), pagando el precio de darles tiempo para que se reorganicen y puedan acudir a las urnas con ciertas garantías (uno o dos años desde hoy).

¿Demasiado truculento? La respuesta la tendremos en unos pocos días. Si Rajoy acepta ser un Presidente totalmente en precario, dependiendo por completo de los socialistas, y dándoles a éstos el tiempo que necesitan para reorganizarse, cuando en un par de meses podría arrasar en las urnas con una mayoría absoluta (del PP solo o con la suma de Ciudadanos) ante la franca debilidad del PSOE, al que le daría la puntilla, entonces la cosa está completamente clara.

5 comentarios:

  1. Leí la noticia el otro día, y me parecio disparatado, pero vamos a ponernos en la situación de que fuera verdad.

    Pedrito, hace ese movimiento, anuncia a sus bases y al pais que se alía con independentistas e izquierda radical y que cuando sea presidente, el rey se ha acabado y esto va a ser una federación de cosas parecidas a mini paises de cuchufleta. En ese mismo momento está acabado, por un lado va a un investidura donde va a tener el no de PP y C's, y al igual que el PSC está diciendo que la disciplina de partido para abstenerse con Rajoy se la pasan por la entrepierna, se puede encontrar con que el PSOE de Andalucia, Extremadura, Castilla-La Mancha y un montón sueltos más deciden que el momento de votar es el más idoneo para ir al servicio. Por otra parte va a tener en contra las lineas editoriales de la mitad de periodicos del pais ademas de periodistas independientes de periodicos tibios o alineados con él... Con lo que pasa a ser el enemigo público numero uno.

    En esas condiciones, sin apoyo mediatico, sin apoyo de la mitad del PSOE, siendo presentado como el tipo que intento cargarse la constitución, y más que probablemente considerado por Pablo Iglesias como un sujeto amortizado y prescindible, ¿tendría alguna oportunidad de algo en la politica del pais?

    No se, es que si piensan que va a hacer ese moviemiento, lo mejor es dejarle hacerlo, y acabar con él de forma que no pueda ser ni repartidor de pizza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dije al principio, yo le doy una credibilidad parcial. No creo que los planes fueran declarar la República y la secesión de Cataluña. Pero sí creo que tuvieron miedo, sobre todo, de ver a Podemos en el Gobierno, y por eso fueron a por Pedro Sánchez.

      De todos modos la prueba del algodón será si Rajoy acepta ser Presidente en las terribles condiciones que ya le está mostrando el PSOE. Como digo en el texto, Rajoy tiene la oportunidad de en un par de meses conseguir un Gobierno con un 100% de estabilidad (solo o con Ciudadanos). Si no va a esas elecciones, y se queda con la inestabilidad que se avecina (dando tiempo, de paso, al PSOE para que se recupere, detalle no menor), es que hubo acuerdo secreto.

      Eliminar
    2. Stanley. Razona usted correctamente que los planes de Sánchez eran una receta para la catástrofe segura, no de ya España, que eso no le importa, sino suya propia, y sugiere que nadie medianamente inteligente caería en esa trampa. Le falla la premisa; la de que Sánchez sea inteligente, en vez de una marioneta de su propia ambición y, según las malas lenguas, de la de su esposa. En un país donde el nivel intelectual, y no digamos ético, de los politicos está por los suelos, Sánchez ha conseguido llegar todavía más bajo.

      Eliminar
  2. ¡Ah,España!,esto es tan parecido a la crisis monetaria que da pena.
    En la crisis monetaria,las instituciones a cargo del manejo de la pasta,hicieron la vista gorda a la posibilidad de que estallara la burbuja y arruinara a millones de personas.Estalló y la tropa,cuya responsabilidad era evidente,salto junta emitiendo diatribas contra los empresarios voraces,nada patriotas y reclamando mas controles,cuando la carcel era el único lugar para esos politicos de mierda.
    No fue así.
    En España,padecemos la misma situación,un psoe cuyo odio a la derecha es similar al odio a la libertad,nos trajeron a ese simio irrisorio cuyos logros han sido principalmente de ingenieria social(cosa que consiguió,casi),jugada que parece haber revertido por parte de Rajao con la creación del monstruo hijo putativo del tarado anterior,pero amamantado por esta derecha socialista y en esas el psoe casi apunto de desaparecer,lo único bueno que podria salir de todo esto.
    Pero no,siempre esta nuestro servicio de inteligencia que para asuntos nacionales tienen buena "mano" y una conspiración por aquí,otra por allá,puede hacer maravillas.
    Y como ya he perdido el hilo aqui lo dejo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En política (sobre todo la española) no todo es lo que parece. Ni en el 23-F, ni en el 11-M (por poner un par de claros ejemplos), ni ahora. Las casualidades no existen, y no me creo que sea casualidad vez a Felipe González, Zapatero, Susana Díaz y Rajoy defendiendo exactamente lo mismo.

      Lo malo de todo esto es que a medio plazo les puede salir el tiro por la culata y que sea Iglesias el que llegue a Presidente. Ojalá me equivoque.

      Eliminar