domingo, 30 de octubre de 2016

¿Tanto escándalo por las palabras de Gabriel Rufián (y de Pablo Iglesias en su día)?

Muchos se rasgan las vestiduras por los adjetivos de Rufián (ERC) a los socialistas (los mismos que se las rasgaron cuando Iglesias mencionó "la cal viva" con respecto a Felipe González). No entiendo la razón. Ninguno de los dos es santo de mi devoción, y ambos estan totalmente alejados de mis ideas políticas, económicas y sociales. Pero lo que dijo ayer Rufián fue lo que muchísimos votantes socialistas piensan, y con total certeza la gran mayoría de los militantes. Y lo que dijo Pablo Iglesias en su día relacionando a Felipe González con "la cal viva" fue simplemente una verdad como una catedral.

La verdad es la verdad, la diga Agamenón o su porquero. Y sí, están hablando los porqueros de la política española. Pero la verdad sigue siendo la verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario