domingo, 23 de octubre de 2016

Liberalismo en España: hay demanda, pero falta una oferta seria

El titular de la noticia en LD es brutal desde un punto de vista liberal: El 80% de los contribuyentes considera que los impuestos son "demasiado altos" (gracias, Isaac). Y estamos hablando nada más y nada menos que de los impuestos, o sea, el caballo de batalla por excelencia de los liberales.

La cosa en principio parece sencilla. Tan solo haría falta un partido que hiciera llegar a los votantes la propuesta de bajar los impuestos para que dicho partido consiguiera al menos un apoyo suficiente de eesos votantes que le llevara al Congreso de los Diputados. Y no es que la cosa parezca sencilla, es que realmente lo es. Unicamente requiere de dos condiciones, que la propuesta sea seria y que la haga un partido serio. A partir de ahí, si no se cometen errores de bulto, el apoyo en votos de una parte del electorado está completamente garantizado.

La demanda está ahí. Ahora lo que falta es la oferta. Una oferta que a día de hoy no existe. Y, lo que es peor, tampoco se la espera. Porque lo mejor del liberalismo español es el P-LIB, pero sus propuestas pseudoancaps y sus exóticas propuestas en otros temas le condenan al más absoluto fracaso. Y los otros partidos (es un decir) no pasan de ser clubs de amigos. Y tanto el P-LIB como los demás, eso sí, muy suyos y muy defensores de su única verdad liberal. Y mientras tanto, repito, el 80% de los contribuyentes huérfano de una alternativa liberal seria. Triste.

6 comentarios:

  1. Es un error afirmar que el hecho de que el 80% de los contribuyentes piensen que los impuestos son demasiado altos implica que hay en España un hueco para el liberalismo: Todo el mundo desea pagar menos impuestos. Siempre serán demasiado altos... pero a la vez todo el mundo desea el Estado del bienestar, y que Papá estado le resuelva la papeleta... a ser posible gratis

    Radiografía de España: todo derechos, ningún deber. Impuestos incluídos.
    Eso no es liberalismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que el 80% no votarían a un partido liberal, pero al menos sí hay clientela a la que ofrecer el liberalismo... de una forma seria.

      Eliminar
  2. El 99,99% de los votantes han votado a partidos que proponen más impuestos, o cuya política ha sido subir los impuestos.

    O los votantes son tontos o mentirosos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que muchos simplemente están optando por el mal menor, ante la ausencia de una alternativa liberal seria.

      Aunque que sigan persistiendo en votar cosas como PP, PSOE y Podemos, cuando tienen la posibilidad de Ciudadanos, evidentemente dice mucho (y malo) de los votantes españoles.

      De todos modos insisto, si el liberalismo está ausente de la política española es totalmente por errores propios.

      Eliminar
  3. Cuando se opta por el "mal menor", en realidad se opta por lo peor que tiene el mal menor.

    Si se apoya a Iglesias por regeneración, anticasta, etc.., él piensa que se le apoya por lo más radical que tiene, bolivarianismo, colectivismo, etc..

    Si se apoya a Rajoy por temor a los bolivarianos, él lo toma como un apoyo a sus subidas de impuestos, a sus actos en País Vasco, Cataluña o Navarra, por su rendición a ETA, etc..

    Si se apoya a Cs, piensan que es por haberse cargado a UPyD, por haber propuesto quitar diputaciones mientras renuncia a la educación en castellano, por haber apoyado a Susana Díaz y cosas así..

    Cuando se apoya a alguien, siempre hay que tener en cuenta que se le apoya por lo peor que tiene.

    Yo mismo he votado al PLIB, porque lo peor que tiene es estar ausente de la realidad y las idas de olla de Pina, pero lo peor del PLIB es muchísimo mejor que mejor de los demás..


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Discrepo de lo que dices, porque cuando se opta por el mal menor es por no apoyar por pasiva el mal mayor. El problema del P-LIB es que no tiene ninguna posibilidad, y que no la va a tener, por un programa completamente alejado de la realidad.

      Eliminar