miércoles, 21 de diciembre de 2016

Contra la limitación de mandatos

Por casualidad me encontré un texto, títulado Limitación de mandatos: ¿constitucional?, con el que no puedo estar más de acuerdo en lo que dice en relación a España. Siempre me ha parecido una solemne estupidez la limitación de mandatos en Estados Unidos, así como la que se pretende imponer en España. ¿Por qué? Simplemente porque si en alguna ocasión se encuentra un gobernante con grandes
capacidades, será una necedad
prescindir de él a los ocho años.

Siempre se dice que la permanencia en el poder corrompe. No estoy de acuerdo. Lo que corrompe es que no haya un verdadero equilibrio de poderes, en el que el Ejecutivo esté completamenta sometido al control del Legislativo y al imperio de la ley puesto en práctica por el Judicial. Eso es lo que verdaderamente corrompe.

La democracia es, al menos en teoría, el gobierno del pueblo. Y a ese pueblo es a quien hay de dejarle la libertad de que elija a quien quiera. Por un año o por cien.

2 comentarios:

  1. En este tema tengo pensamientos encontrados. Por un lado pienso que quizás lo mejor sería una monarquía, como ya expone el profesor Bastos, al ser el país "propiedad" del soberano, y que pasa en herencia a su familia, éste se ocupará de que sea lo más próspero posible y, a la vez, no apretará demasiado a los ciudadanos con excesivos impuestos al carecer de la "legitimidad democrática".

    Lógicamente esto es utópico y anacrónico, así que optaría por una limitación de mandatos.

    Sin embargo creo que es un error que sean 2 mandatos, pues el primer mandato se lo pasa pensando en cómo ser reelegido. A mí me parecería mejor mandato limitado a 1 sólo mandato, pero que este mandato fuese más largo, quizás 5 o 6 años. Pudiendo, si cabe, ser revocado, impeachment, en caso de algo grave.

    Además, para evitar el típico caso del político joven, podría una edad mínima de 50 años cumplidos el año de la elección.

    Pero bueno, es por darle vueltas al tema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo este tema lo tengo claro. Siempre se dice que hay que limitar los mandatos porque la permanencia en el Poder produce corrupción. No, lo que produce corrupción es que nadie controle al Poder. Con un Poder Judicial independiente (o sea, verdaderamente independiente) no hay que temer a la corrupción. Y si se consigue encontrar alguien verdaderamente capacitado para dirigir un país (o una comunidad autónoma, o una ciudad, o lo que sea) no veo la razón para mandarle a cada a los 4, 5 o 6 años.

      Eliminar