domingo, 11 de diciembre de 2016

Santos usa un atajo y se salta la democracia en Colombia

Después de haber perdido el referéndum para el acuerdo entre el Gobierno de Colombia y la organización terrorista FARC, Santos decidió saltarse el principio establecido de consultar a la ciudadanía, y en vez de ello prefirió acudir al Congreso, donde su partido tiene mayoría. No he leído los cambios entre el anterior acuerdo y el presente, pero parece que mejoró bastante.

Aunque lo que está completamente claro es que Santos prefirió no consultar a los colombianos por miedo a que la voluntad de ellos no fuera la voluntad de él. Por eso eligió la chapuza de ir al Congreso, cuando es evidente que solamente los mismos que rechazaron el anterior acuerdo, los colombiarnos en referéndum, podrían aprobar el nuevo. De esta forma Santos se saltó por completo la democracia.

La decisión anterior puede salirle bien en el corto plazo, pero estoy seguro de que tendrá consecuencias en las próximas citas electorales, que serán las elecciones legistavias y la elección presidencial, a celebrarse en 2018. Está claro que aún tiene que llover mucho hasta entonces (año y medio), pero si algo se tuerce en la implementación del acuerdo (y hay muchas posibilidades de ello), que el tema se convierta en materia electoral será inevitable, con la derrota casi asegurada en el debate para Santos y su partido. Algo que no hubiera ocurrido si el tema se hubiera sometido a referéndum de los colombianos, con una propuesta unitaria entre los partidos de Santos y Uribe. Y es que, como dice el dicho popular, no es muy sabio dejar el camino por el atajo.

2 comentarios:

  1. Y las élites "hintelectuales" progres de la Mundialización le dan el premio Nóbel por pasarser por el forro de los c*j*nes el resultado del referendum y continuar con su plan de rendición ante los narcoterroristas comunistas colocando dentro también, curiosamente, un montón de ideología de género.

    Creo que básicamente han incluido todo lo peor dentro de ese tratado de rendición.

    Si ese presidente hubiera tenido un mínimo de dignidad democrática, Cameron, Renzi, etc.., lo primero que debería haber hecho es dimitir y, obviamente, renunciar a ese premio antidemocrático.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez no dimitir, pero está claro que al menos llegar a un acuerdo con los líderes del "no" (o sea, Uribe) para consensuar un nuevo acuerdo, y someterlo juntos a un nuevo referéndum. Pero lo que ha hecho ha sido simplemente saltarse la democracia a la torera.

      Eliminar