sábado, 3 de diciembre de 2016

La supermediática estafa del tipo usando la rara enfermedad de su hija Nadia

Lo leí en El Mundo y sí, me impresionó mucho. Algunas cosas me parecieron extrañas, pero las creí porque estaban, precisamente, en El Mundo. Ahora me ha impresionado mucho más leer en El País que todo es un montaje, una estafa, de un desaprensivo que utiliza la enfermedad de su hija (que ésa, la enfermedad, sí es cierta, parece que lo único de toda la historia) para obtener dinero de gente de buena voluntad a base de un montón de burdas mentiras, sin ofrecer pruebas ni de los viajes, ni de los contactos al más alto nivel, ni de las operaciones pasadas.

Elementos sin concienca, que usan la buena voluntad de la gente en beneficio propio, usando para ello hasta a su propia hija, los ha habido, los hay y los seguirá habiendo. Podrán ser totalmente despreciables (que lo son, y mucho), pero en medio de las barbaridades que suceden a diario en este loco mundo en el que vivimos no es para llevarse las manos a la cabeza. Nada nuevo bajo el sol.

Pero lo que sí es para llevarse las manos a la cabeza, y hasta para tirarse de los pelos si me apuran, es que medios como El Mundo, Telecinco, La Sexta, así como periodistas de la talla (al menos en popularidad) de Ana Pastor, Belén Esteban y Jordi Evole, den publicidad a un asunto así, pidiendo el apoyo económico de la gente, sin primero contrastar su veracidad. Ante casos como el presente se deben exigir pruebas documentales (fotografías, facturas, documentos, testimonios, etc.) que aseguren su autenticidad. De lo contrario se cae en el riesgo de que al final la gente quede tan desconfiada que decidan no apoyar a otros casos completamente ciertos, cayendo en la triste realidad de que paguen justos por pecadores.

Y todo por culpa de unos periodistas crédulos y con poca (o ninguna) profesionalidad, que, aunque sin quererlo, irresponsablemente cooperan para que un sujeto sin conciencia consiga unos jugosos resultados económicos. Supongo que al menos tendrán la decencia de pedir públicas disculpas por ello.

2 comentarios:

  1. Deberías contrastar un poco, antes de publicar semejante falacia,y tu hablas de profesionalidad? Si te informas un poquito, veras q el estafado tambien es el padre, este hombre lleva años llevando a su hija por todo el mundo, para q la operen médicos q dicen tener la solución, aprovechandose de unos padres desesperados

    ResponderEliminar