lunes, 13 de junio de 2005

Bases de la sociedad

A mi modo de ver una sociedad civilizada debe basarse en tres pilares básicos, que serían, por orden de importancia, la justicia, la libertad y la democracia.

La justicia es el valor primordial, y hace que ninguna persona reciba daño de otra, particularmente que los más fuertes no puedan en ningún modo ejercer esa fuerza contra los que son más débiles que ellos. Por otro lado, cuando esos abusos ocurren, la justicia se preocupa porque el abusador pague convenientemente por los abusos que ha cometido. Esta justicia, que protege al inocente y castiga al culpable, que defiende al más débil de los abusos del más fuerte, debe ser administrada sin ningún tipo de discriminación por consideraciones económicas, religiosas, étnicas, etc.

Después de la justicia, el valor fundamental es la libertad. La libertad se entiende en el sentido de que cada persona adulta tiene el derecho a hacer lo que quiera, siempre y cuando no haga ningún daño a otra persona. Ello quiere decir, como está expresado en la entrada de este blog, que debe existir una real libertad de pensamiento, de expresión, de decisión, que se apliquen entre otras a áreas tales como la libertad económica, religiosa y política.

Finalmente, después de la justicia y la libertad, está el valor fundamental de la democracia. Democracia que es, por supuesto, el derecho de los ciudadanos a elegir a sus gobernantes; pero más aún, es el derecho de esos mismos ciudadanos a participar activamente de las decisiones de los gobernantes, ya que finalmente ellos serán los afectados por esas iniciativas; es por ello que creo firmemente que la democracia real debe conllevar un uso constante de las consultas a los ciudadanos sobre los temas a decidir, mediante la práctica común del referéndum.

Ahora bien, dos de esos tres valores tienen sus límites, y no son valores absolutos.

La democracia está limitada por la libertad y por la justicia. En ese sentido, ninguna decisión podrá ser tomada (y si lo es será totalmente rechazable) que atente contra la libertad o la justicia. No puede la mayoría de una ciudadanía, por lo tanto, decidir limitar la libertad de algunos de sus ciudadanos, solamente porque piensan diferente de ellos y son una minoría; desde ese punto de vista, la implicación es que cada idea podrá ser libremente defendida (siempre que no atente contra la justicia), aunque solo la defiendan unos pocos, incluso solamente una persona. No puede tampoco una sociedad, por muy democrática que sea, tomar decisiones que sean injustas, es decir, que dañen a otras personas; por poner un ejemplo, no podría una sociedad, aunque lo hiciera mayoritariamente, votar por la supresión de la vida de los ancianos, o de algún grupo étnico.

La libertad tampoco es una valor absoluto, y tiene como limite la justicia. Es decir, cualquier ser humano es libre para tomar la decisión que quiera, siempre que no sea injusta, es decir, siempre que con ella no haga daño a otra persona. Es decir, es evidente, por poner un ejemplo simple, que una persona no podrá decidir escuchar música a todo volumen en una comunidad de vecinos a las tres de la madrugada, porque estaría dañando el derecho de los demás a descansar que en justicia les corresponde.

Por lo tanto, resumiendo, justicia, libertad y democracia creo que son las bases sobre las que se debe sustentar cualquier sociedad civilizada. Una democracia que no atente contra la libertad ni que sea injusta, una libertad que no vaya en contradicción con la justicia, y una justicia que proteja al inocente y castigue al culpable.

4 comentarios:

  1. Hola,

    "La justicia es el valor primordial, y hace que ninguna persona reciba daño de otra, particularmente que los más fuertes no puedan en ningún modo ejercer esa fuerza contra los que son más débiles que ellos."

    Un pequeño matiz, no es que "no se reciba daño" sino que ese daño se penaliza.
    Si antepones conceptos como más fuertes o más débiles estás dejando de ser liberal, porque antepones clasificaciones clasistas y dejas de ser equitativo y justo.


    Por lo demás... creo que hace falta algo más de consistencia lógica y dialéctica.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola, yo creo que la democracia es la forma de gobierno resultante (y subjetiva) para conseguir el máximo desarrollo y bienestar en una sociedad y, por lo tanto, es una consecuencia secundaria de los otros dos pilares que comentas; la justicia y la libertad.

    Otra puntualización es que la democracia en sí no se basa en la eleccion de los gobernantes, sino en la idea de que gobierne el pueblo. En el estado español, la democracia se confunde con el sistema de gobierno existente porque hay elecciones cada cuatro años. Sin embargo el pueblo no vota las leyes, sino que elije a quien las va a votar.

    ResponderEliminar
  3. Por qué todo suena tan de abogados 🤔

    ResponderEliminar