sábado, 25 de junio de 2005

Alonso y Bono, dimisión o cese

Pocos días después de las lamentables detenciones políticas de dos militantes del Partido Popular por aparecer en unas fotografías en una manifestación de la AVT cerca de Bono, escribí lo siguiente:

El Partido Popular, en lo judicial, debe denunciar los hechos ante los juzgados correspondientes. Y en lo político, debe exigir explicaciones en el Congreso de los Diputados por los menos al Ministro del Interior, y, de no ser suficientes, al Presidente del Gobierno. Es más, si después de las explicaciones del Ministro del Interior, se ve que las mismas son insuficientes (como todo apunta que serán, porque los hechos son injustificables), debe exigir al Ministro su dimisión y, de no producirse, al Presidente su destitución fulminante.

Aunque, por supuesto, estoy completamente seguro de que ningún dirigente del PP lee este pequeño rincón de la blogocosa, me alegro de que los tiros vayan por ahí.

Judicialmente, cada día está más claro que la supuesta agresión a Bono fue mucho más supuesta que agresión. Y esa certeza judicial ha llevado al PP a pedir la dimisión del Ministro del Interior, José Antonio Alonso. Bien hecho.

Petición de dimisión que, a mi juicio, deberían pedir también los dirigentes populares en breve plazo para Bono, porque cada vez está más clara la manipulación que de aquello hizo este hombre, llegando incluso, y esto sería muy grave, a una probable falsificación del parte de lesiones.

Si todo lo anterior se confirma, y va camino de confirmarse plenamente, Bono y Alonso deberían salir del Gobierno, por todo lo que aquellas detenciones implicaron de falsedad y persecución política. Lo más honroso (es un decir) sería que dimitieran, pero de lo contrario el Presidente del Gobierno debería cesarles y, por supuesto, no ponerles al frente de otro Ministerio, sino sacarles del equipo gubernamental.

Claro, otra cosa es que así suceda. Es triste, pero en España nadie asume responsabilidades en forma de dimisión o cese. Y, claro, así nos va.

2 comentarios:

  1. Y todo este lío fue, no lo olvidemos, para desprestigiar a la AVT, empeño en el que el gobierno ha puesto muchísimo interés. Necesitan quitarse a las víctimas irreductibles de encima para la "negociación" con nacionalistas y terroristas.

    ResponderEliminar
  2. La cuestión de fondo no son las responsabilidades políticas o en los tribunales, el error, tanto por parte de la AVT como del PP, fue no ser claros en los objetivos de la manifestación:

    Se manifestaban en contra de la política antiterrorista del gobierno de ZP.

    ¿Porqué no lo dijeron en rueda de prensa? ¿porqué el PP de Madrid, no informó de que a pesar de convocar la AVT, ellos habían convocado a todos sus militantes de Madrid?

    Creo que lo absurdo es que vayan a una manifestación las personas contra quien se manifestaba la AVT y el PP, y considero que muy poco pasó, ante error tan garrafal por parte de los convocantes.

    Por otro lado, me parece bien que se denuncie la utilización política del incidente de Bono, pero tendríamos que pensar en que si el PSOE utiliza todo a su favor, ciertos miembros del PP no son precisamente honestos en este sentido.
    Saludos.
    www.politicadesdeextremadura.bitacoras.com

    ResponderEliminar