sábado, 11 de junio de 2005

Separación real de poderes

En España no existe una verdadera separación de poderes. Desde el momento en que el Congreso de los Diputados elige al Presidente del Gobierno, no existe una separación entre Legislativo y Ejecutivo.

Pero desde el momento en que son el Congreso de los Diputados, el Senado y el Gobierno quienes eligen a los miembros del Tribunal Constitucional y del Consejo General del Poder Judicial, tampoco existe independencia judicial, sino que el Poder Judicial queda subordinado a los otros dos poderes.

Creo necesaria, por lo tanto, una reforma para separar los tres poderes. La ya mencionada elección directa por los ciudadanos del Presidente del Gobierno (idealmente Presidente de la República con capacidad ejecutiva) y no por el Congreso de los Diputados, separaría al Ejecutivo del Legislativo, dejando ambos en manos directas de los votantes.

En cuanto a conseguir una verdadera independencia del Judicial, no tengo la fórmula, pero no dudo que la misma pasaría por que los otros dos poderes sacaran sus manos de las elecciones de los órganos supremos de los jueces, dejando los mismos en manos de los propios jueces o, mejor aún, en manos de los ciudadanos. Y es que para las altas magistraturas se podrían hacer también elecciones ante los votantes, exigiendo que los candidatos fueran jueces con una determinada posición y antigüedad.

Sea como fuere, se hace necesaria una separación real de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, haciéndolos depender directamente de los ciudadanos, para que España profundice en la democracia.

4 comentarios:

  1. Pues va a ser que no.
    AL PP se le pondrian los pelos como escarpias de solo pensar en una reforma Constitucional de esa profundidad.
    Al Psoe ni sabe lo que es la separacion de Poderes ni le interesa.

    ResponderEliminar
  2. Hombre, la Jefatura del Estado (el equivalente a Presidente de una República) la ostenta el Rey.
    Por lo demás... yo también preferiría una república.
    Saludos liberales.

    ResponderEliminar
  3. Además la elección directa del ejecutivo eliminaría en gran parte el chantaje de pequeños partidos nacionalistas.

    ResponderEliminar