sábado, 4 de febrero de 2006

Estados Unidos se denigra vilmente a sí mismo

El derecho más elemental de todo ser humano, que es el derecho a la vida, se viola impunemente a mansalva en Estados Unidos, y no pasa absolutamente. Se hace por medio del libre asesinato de seres humanos absolutamente inocentes de toca culpa y completamente indefensos contra todo ataque.

Con lo anterior me estoy refiriendo al llamado derecho al aborto, que hace que cualquier madre embarazada pueda pedir y conseguir libremente el asesinato de su hijo no nacido en cualquier etapa del embarazo. El último episodio de esta macabra historia es la victoria de los partidarios del asesinato, en el sentido de conseguir en California y en Nueva York que se anule la prohibición del espantoso aborto por nacimiento parcial (por el que el niño no nacido es extraído del vientre de la madre por vía vaginal completamente, excepto la cabeza, para luego asesinarlo fríamente por medio de una inyección en el cuello).

Algún día este gran país en otros muchos asuntos que es Estados Unidos tendrá que rendir cuentas, particularmente su rama judicial, por permitir esos horribles crímenes contra los seres humanos inocentes e indefensos que son los niños no nacidos.

2 comentarios:

  1. Un poco antes del final del plazo para la posibilidad de abortar, mi mujer y yo nos planteamos seriamente si se iba a hacer pruebas para determinar si había riesgo de malformaciones cogénitas (como el síndorme de Down). Decidimos, sobre todo ella para los políticamente correctos, que ya era tarde para nuestra idea de persona. Es decir, de una manera a medias emocional a medias racional, la idea que teniamos era que el feto era ya una persona y el aborto no era ya una posibilidad éticamente aceptable (el niño ha salido sano, por otra parte, pero no es importante para lo que digo).

    No sé cómo se puede proyectar esta idea, que estoy seguro que comparten con nosotros muchísimos padres, a las leyes.

    Moralmente no tengo ninguna duda, no se puede abortar a partir de cierto tiempo de embarazo, pero no sé cómo las leyes pueden adecuarse a esto.

    Te aclaro: no me cabe ninguna duda de que un embrión de un mes no es una persona (mi planteamiento sobre el aborto no es estríctamente católico aunque tiene bastante de católico en los inescapables aspectos emocionales, menos pero también en los morales e intelectuales). Lo que no sé es cómo se puede poner el límite de semanas de embarazo para el aborto ni si ese límite puede plasmarse en una ley. Mi mujer y yo no necesitábamos una idea precisa: nuestro problema era de adaptarnos a las circunstancias de un plazo legal que se agotaba junto con nuestas exigencias éticas, pero una ley necesitara de precisiones, evidentemente.

    No sé a dónde voy a parar, sinceramente, sólo te expongo unas dudas que considero razonables. Resumo:

    Personalmente me negaría a una ley sobre el aborto que lo prohibiera desde la concepción. Me negaría asimismo a una ley menos restrictiva que la actual. Por otra parte no sé si se puede llamar asesinato a lo que dices que se va a poder hacer en EE.UU.: a mi modo de ver el método de abortar no es importante, lo es la edad del feto.

    Estamos con el dilema conservador de marcar la frontera entre lo bueno y lo legal (que los de izquierdas por su borreguilismo y algunos liberales aparentemente tampoco) complicado con la dificultad de establecer en ciertos casos si existe o no la "tercera persona", o sea, el nonato.

    Todo son dudas.

    ResponderEliminar
  2. "Estamos con el dilema conservador de marcar la frontera entre lo bueno y lo legal (que los de izquierdas por su borreguilismo y algunos liberales aparentemente tampoco)"

    Aquí debería decir:

    "que los de izquierdas por su borreguilismo NO TIENEN y algunos liberales aparentemente tampoco"

    ResponderEliminar