viernes, 10 de febrero de 2006

Tal vez hay algo de esperanza para la justicia en España

Poco después de que escribí mi texto asqueado porque se esté barajando que un asesino en serie salga a la calle después de haber pagado menos de tres meses en la cárcel por cada asesinato, saltó la noticia de que el juez Grande-Marlaska ha procesado al despreciable sujeto por dos nuevos delitos, lo que podría suponer que el fulano en cuestión no quedara en libertad, al menos por ahora.

Por un lado es triste que las cosas estén como están, en función de unos gobiernos pasados que no supieron prever estas situaciones, y un gobierno presente que quiere bajo cuerda quedar bien con los terroristas por razones estrictamente políticas.

Pero por otro lado tal vez podría haber algo de esperanza, en función de que algunos jueces independientes, como Grande-Marlaska, puedan conseguir aplicar la justicia y mantener a los asesinos donde deben estar, en prisión.

De tomos modos es lamentable que haya que utilizar tantos condicionales y que no se pueda tener ningún tipo de seguridad. Triste justicia española.

1 comentario:

  1. En este país siempre surgen justicieros por generación espontánea. Pero lo común es el servilismo.

    ResponderEliminar