domingo, 10 de enero de 2016

Ahora sí pintan bastos de verdad

Tenía yo pensado escribir un texto titulado "Mas y la CUP salvan a España" si el sainete catalán hubiera terminado como todo hacia suponer, en nuevas elecciones. Pero no contaba yo con que los independentistas no iban a querer desaprovechar esta ocasión que aparentemente les brindan las circunstancias políticas de los madriles, que muy en consonancia con el origen del Presidente del Gobierno no sabemos si suben o si bajan.

Así que nada, parece que Mas se aparta (más bien creo que le apartan, pero para el caso es lo mismo) y nos tocará ver a un tal Puigdemont (vaya nombre para tener que escribirlo a menudo), independentista con avaricia, dirigiendo el desafío más poderoso contra el edificio constitucional desde por lo menos el 23-F, o sea, en los últimos 35 años.

Está claro que los independentistas están intentando aprovechar la inestabilidad de un Gobierno en funciones y un Congreso fragmentado. Dice El Mundo que solución haberla, hayla, y Arcadi Espada añade que todo esto es una payasada destinada al fracaso después de dar algún dolor de cabeza. Espero que tengan razón.

Yo lo que creo es que, como dije en el título, ahora sí que pintan bastos de verdad. Y esperemos, por el bien de todos, que no llegue a aparecer el as.

2 comentarios:

  1. Puede haber otra lectura. Que al PSOE se le van a ir quitando las ganas de entrar en Moncloa si van a tener que aplicar el 155.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que si el PSOE no consigue llegar a La Moncloa no va a ser por falta de ganas, sino por otras cuestiones.

      Eliminar