miércoles, 20 de enero de 2016

Pedro Sánchez hacia ser Presidente de Gobierno (actualizado cinco veces)

Todo apunta a que las elecciones no se van a repetir, sino que Pedro Sánchez será el nuevo Presidente de Gobierno. Vamos con ello.

Cuando ví un artículo en LD en el que se especula con una investidura de Pedro Sánchez con el respaldo de Podemos y el PNV y la abstención de la izquierda y los nacionalistas caí en el detalle. Bueno, más bien los detalles, porque son dos. El primero fue que el PSOE cedió un puesto de los que le correspondian en la Mesa del Senado al PNV. Y el segundo fue el préstamo de senadores socialistas a ERC y a DL para que pudieran formar grupos propios en el Senado.

Pero hay más. Por un lado, el gobierno catalán ha dejado muy claro que no desea bajo nigún concepto la continuidad de Rajoy al frente del gobierno central. Por el otro, Pedro Sánchez llamó a Puigdemont y le dijo que su intención es abordar una reforma federal de la Constitución (o sea, en la línea de más autogobierno para Cataluña; un paso más hacia la independencia).

¿Casualidades todas ellas? En política no existen.

Pedro Sánchez sabe que si no consigue ser Presidente de Gobierno saldrá políticamente con los pies por delante en cuestión de semanas (o días), y que no será cabeza de cartel en la repetición de las elecciones. Su única opción personal es la de conseguir presidir un Gobierno, aunque sea muy en precario, por un máximo de dos años, para desde la Presidencia disolver las Cortes en el momento más oportuno y volver a presentarse como líder del PSOE, con la esperanza de mejorar los resultados y seguir al frente del partido y del país.

En todo este puzle solo nos falta el apoyo más importante de todos, el de Podemos. Pero supongo que Sánchez lo espera conseguir en función del ofrecimiento de un gobierno de coalición, en el que los podemistas entrarían tomando varias carteras ministeriales, incluso tal vez con Iglesias como Vicepresidente.

No digo que todo está ya amarrado. Puede ser que Pablo Iglesias se la juegue a la repetición de las elecciones, con la esperanza de que los resultados se inviertan entre su partido y el PSOE, y sea él quien llegue a la Presidencia. Incluso también puede considerar lo que he explicado de que tener a Sánchez como Presidente le da la ventaja al socialista de convocar nuevas elecciones después de un año cuando más le convenga. Pero también Iglesias puede considerar que más vale pájaro en mano que ciento volando, y que llegar ahora a ser un ministro importante (o Vicepresidente) le puede dar más opciones futuras de cara al electorado, en función de como se desarrolle en dicho cargo.

Sin duda el pacto para que Pedro Sánchez llegue a ser Presidente es un acuerdo a muchas bandas y algo puede fallar. Pero lo que está claro es que para los separatistas (tanto vascos como catalanes) y para IU es preferible un gobierno débil, dependiente de ellos, presidido por Sánchez, que arriesgarse a que una posible suma de PP y Ciudadanos en la repetición de las elecciones los deje completamente fuera de juego. Argumento el anterior que bien podría hacer suyo Podemos.

Por todo ello creo que España va hacia una alianza de gobierno socialista-podemista-separatista-comunista. De ser así la primera víctima de dicho pacto sería Rajoy, que debería dejar paso a otra persona como líder del PP. Pero tiempo habrá para dichos análisis. Por ahora baste con el hecho de que el gallego tendrá que enfrentarse con el amargo trago de ser candidato a una investidura que sabe que va a perder con toda seguridad.

Y posteriormente la posibilidad (más bien probabilidad desde mi punto de vista) de que España vaya a ser guidada por un Gobierno de socilistas unidos a aquellos que quieren romper o la democracia o España (o las dos)... guiada al abismo. Espero equivocerme y que al final se repitan las elecciones. Sería lo menos malo.

Actualización:
Acabo de leer un artículo de Okdiario, al que llegué vía Twitter, donde se puede ver exactamente lo mismo que yo escribí. Me temo lo peor, sí.

Actualización dos:
También vía Twitter me entero de esta portada de "La Razón", de hoy:


Actualización tres:
Acabo de encontrar el artículo de "La Razón" en internet, y todo hace ver que Sánchez tiene amarrado el sí del PNV y la abstención de los separatistas catalanes. Por lo tanto, solo le faltaría el apoyo de Podemos, que, por lo que vimos en el texto de Okdiario, lo tiene bastante avanzado. Todo apunta en la misma dirección.

Actualización cuatro:
Acabo de leer un brillante texto de Victoria Prego que hace ver que todo lo escrito aquí va, por desgracia, camino de ser cierto.

Actualización cinco (y última):
Pilar Díez en su genial resumen de la prensa diaria en LD, Sánchez, el "puertas de discoteca poligonero" será presidente; Rajoy en "shock", dejó claro ayer en que todo está yendo en el camino apuntado del acuerdo entre PSOE, Podemos y los nacioalistas. El editorial de LD, Frente Popular en ciernes, va en idéntica vía.

2 comentarios:

  1. Podemos también tiene prisa porque el partido está sosteniéndose con chicles y alambres en sus regiones clave. El PNV tiene elecciones vascas pronto y no pueden presentarse siendo completamente irrelevantes en el Congreso.

    Por otra parte con este escenario se frotan las manos en el PP (menos obviamente Mariano). Es incluso bastante factible que Sánchez sea presidente pero en mayo se decida que otra persona completamente contraria dirija el PSOE (especialmente porque en los únicos lugares donde alguien vota al PSOE son contrarios a pactar con Podemos). No van a poder hacer cambios constitucionales, no van a poder controlar instituciones a su antojo al ser minoría, y cualquier ley que se apruebe a duras penas va a tener que volver a tramitarse porque el PP la bloqueará en el Senado. Ante este panorama es posible que en menos de 2 años haya nuevas elecciones y el PP vuelva a ganar de calle con o sin C's.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que dices es una posibilidad que yo también creo que puede suceder. Pero mientras tanto España padecerá un gobierno que la puede arruinar económicamente y que puede dejar la situación catalana en un punto aún más complicado que en el que está en este momento. El PP volverá a gobernar en unos dos años, sí, pero la situación que se va a encontrar va a ser muchísimo más complicada que la que hay ahora en todas las áreas.

      Eliminar