miércoles, 6 de enero de 2016

Tal vez lo mejor sería la coalición socialista-podemista-separatista

Vaya por delante que voy a escribir este texto más con las tripas que con el cerebro, así que este texto tiene una validez de unas pocas horas, hasta que vuelva a recuperar mi cordura política, y entonces negaré haberlo escrito, o alegaré haberlo hecho, como eximente, en estado de demencia transitoria.

Pero la verdad es que que a veces pienso que la solución (si es que la hay) para España (que últimamente va camino de ser Ex-paña) sería una pasada por la izquierda. Pero la izquierda de verdad, la sin remilgos de ningún tipo, la extrema izquierda. Parece que una gran cantidad de votantes no tuvieron suficiente con Zapatero, así que ahora se dedican a votar a un Zapatero 2 (que, claro, para no quedarse corto es más izquierdista y más inepto -¡menuda combinación!- que el primero), a un comunista moderno más extremista que los de siempre (de ideas violentas y corrupto aún sin haber tocado poder, que ya tiene mérito) y a movimientos separatistas varios (que mienten y manipulan más que hablan, y sus votantes lo saben).

Pues nada, que viva la democracia. Que gobiernen. Por lo menos dos añitos. Total, ideológicamente no creo que puedan hacer mucho más daño (aunque toda situación tiene la posibilidad de empeorar), porque ya Zapatero legalizó el aborto, el "matrimonio gay" y la rebaja generalizada de penas para los delitos que no sean extremadamente graves y cometidos por mayores de 18 años.

Que hagan añicos la economía. Que aíslen a España internacionalmente más aún de lo que ya está. Que eleven el nepotismo hasta límites desconocidos (¿límites digo? ¡seré crédulo!). Que la corrupción campe por todos lados (aún más -mucho más-). Que el dinero público (o sea, el de todos) vaya a parar a través de las causas más extravagantes a los bolsillos de sus amigos. Que expropien lo que quieran y a quien les de la gana, con cualquier excusa. Que se hagan amigos de las dictaduras y enemigos de las democracias. Que hagan aún más dislates que los ya enumerados, imposibles de imaginar. Hasta que dejen España hecha unos auténticos zorros, más parecida a un país africano que nunca.

Y entonces, como en 2011, que al final los votantes (porque son eso, votantes, y no ciudadanos) acaben eligiendo otra vez a la derecha (o el centro, o el centro-derecha, o lo que sea), dándole mayoría absolutísima, para que venga a sacarles las castañas del fuego, y a reconstruir (si es que es posible) una España hecha girones, económica y políticamente. Haber si así (y sólo así) se curan esos estúpidos votantes del fanatismo de votar a unos irresponsables como administradores, que entre la realidad y su necia ideología se quedan con la segunda, pensando que, claro, podrá cambiar la primera. Y que aunque uno se lo demuestre a las claras a los votantes, éstos cierran los ojos y meten en la urna la papeleta más fanática de todas.

Y ahora me podéis decir lo que queráis. Y tendréis toda la razón. Pero necesitaba desahogarme. En unas pocas horas recobraré la razón y olvidaré que he escrito esto. Y si alguien me demuestra fehacientemente que lo hice, aún así lo negaré con todas mis fuerzas. Total, yo también tengo algo de derecho a negar la realidad (la pasada y la presente). ¿O solo lo van a poder hacer ellos?

10 comentarios:

  1. Pues yo también llevo días pensando lo mismo. Y varios más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que cada país tiene los gobernantes que se merece, especialmente en democracia.

      Eliminar
  2. La memoria es muy corta. La gente ya olvidó a Zapatero, tan solo un puñado de años después. Si, volveríamos a la derecha, pero en un país ingobernable. Tierra quemada que suelen decir los militares.

    ResponderEliminar
  3. Si, podría ser. Por eso puse "a reconstruir (si es que es posible) una España hecha girones, económica y políticamente".

    Por otra parte, los pueblos que desconocen su historia (o la olvidan) están condenados a repetirla.

    ResponderEliminar
  4. Muchos lo pensamos, pero es más fácil pensarlo estando fuera que dentro de España.

    A mí personalmente no me afectaría, pero sí a mis amigos y familiares que viven allí, y ahí el tema pierde la gracia.

    Pero sí comparto que es que muchos votantes no se dan cuenta de a dónde llevan al país. Mis compañero de curro de Europa del Este alucinan con el tema Podemos (o Syriza).., porque ellos sí han vivido a dónde llevan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé que tienes la razón, por eso hablé de mi demencia transitoria. Porque reconducir la cosa sería posible, pero no sería tarea fácil, sin duda. Por ello espero que algo de sensatez en el PSOE y la repetición de las elecciones eliminen esa posibilidad.

      Eliminar
  5. emo que el remdeio mate al enfermo.

    ResponderEliminar
  6. La democracia está sobrevalorada. Mientras la enseñanza sea pública y de ínfima calidad tendremos esto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enseñanza pública, de baja calidad y, además, totalmente ideologizada hacia la izquierda (cuando no hacia la extrema izquierda). Por eso estamos como estamos.

      Pero nos guste o no, la democracia, siendo un mal sistema de gobierno (puedo que incluso muy malo en algunos casos), es el menos malo de todos los conocidos (que son infinitamente peores).

      Eliminar