martes, 1 de marzo de 2016

Mucha más tela que cortar de lo que parecía en un principio

Un profesor que permite tocamientos sexuales no consentidos, un niño que tiene pánico a ir a los baños del colegio y que abandona ese colegio todos los días aterrorizado. Y una juez a quien parece que le viene grande el caso. Estamos hablando del caso de Diego, el niño de 11 años que se suicidó lanzándose al vacío para evitar tener que ir al colegio Nuestra Señora de Los Ángeles, donde todo apunta a que sucedían oscuras práctias que se están intentando tapar de mala manera.

He escrito sobre el tema dos veces (aquí y aquí) y en esta tercera es para hacer referencia a un artículo de El Mundo que no es que diga mucho (que también, aunque no lo suficiente), pero que sí deja muchas interrogantes en el aire que alguien de la justicia española se debería preocupar por responder cuanto antes, cosa que, como es costumbre, no está sucediendo.

2 comentarios:

  1. Guía de como arruinar la vida a ese profesor que odias.

    1º Debes de ser menor de edad (<18)
    2º Averigua el nº de teléfono móvil de tu profesor, su email, etc.
    3º Envíale una foto tuya desnudo con cara triste
    4º Coge el teléfono, llama a la policía y anuncia acoso
    5º Deja que los procedimientos sigan su curso.

    ¡Listo! Ya has hundido la vida de un hombre para siempre.
    Consejo pro: juntaros varios amigos/as a la hora de mandarle las fotos. Esto ayudará a desacreditarlo más aún.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parecen totalmente rechazables y completamente fuera de lugar las palabras de este comentario. Aquí estamos hablando nada más y nada menos que de un caso de suicidio por oscuras razones que todo apunta a que fueron por acoso escolar. Y de lo anterior el comentario no dice absolutamente nada.

      Eliminar