jueves, 7 de abril de 2005

El sol sale por el oeste y se pone por el este

Zapatero y Moratinos, incansablemente, intentan hacer ver a la ciudadanía española que el sol sale por el oeste y se pone por el este. Es decir, que las relaciones entre España y Estados Unidos van de maravilla.

Pero la realidad es tozuda. Muy tozuda. Y por más que algunos quieran hacernos ver otra cosa, el sol se empeña todas las mañanas en salir por el este, y todas las tardes, tercamente, se pone por el oeste. O, lo que es lo mismo, esa realidad nos demuestra que España, en vez de acercar posiciones a Estados Unidos, aunque sea mínimamente, lo que hace es distanciarse cada vez más.

Ya toqué el tema de la venta de armas de España a Venezuela hace unos días. Y como parte del texto mencioné que Estados Unidos había expresado su "preocupación" por dicha venta por medio de su Embajada en Madrid al Ministerio de Asuntos Exteriores.

Pues bien, la cosa no se ha quedado ahí. Porque ahora ha sido el mismo Secretario de Defensa de Estados Unidos, Donald Rumsfeld, quien ha dejado muy clara su postura al respecto en una entrevista a un diario estadounidense:

Personalmente, creo que España está cometiendo un error. Me imagino que el tiempo dirá. El problema es que, si uno espera a que el tiempo diga, lo que diga pudiera ser triste.

Vamos, que no parece que el mencionado político esté dando saltos de alegría por el "progreso de los pueblos", en palabras de Zapatero, que va a producir dicha venta de armamento.

Un armamento que, dicho sea de paso, no es moco de pavo:

El acuerdo fue firmado la semana pasada en Caracas por Chávez y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, e incluye dos buques asfalteros y un petrolero, además de material militar: diez aviones C-295 de transporte de EADS-CASA y dos C-235 de patrulla marítima que, según Madrid, no serán vendidos con armas. A ellos se suman cuatro patrulleras de vigilancia costera y cuatro oceánicas para la vigilancia de la Zona Económica Exclusiva.

España cada vez se aleja más de Estados Unidos (y de Gran Bretaña) y se acerca más a Venezuela (y a Cuba). ¡Menudo cambio! Y eso es un error, un gran error. Porque las palabras de Rumsfeld se refieren directamente a la venta de armas. Pero no dudo de que, indirectamente, se refieren también al distanciamiento que España está marcando cada vez más de Estados Unidos.

La advertencia está encima de la mesa. Estados Unidos considera que España, con su desvarío en política exterior, está cometiendo un error. Rumsfeld, y yo también, imagina que el tiempo lo dirá. Y no dudo de que lo va a decir en forma de que cuando nos pinten bastos, Estados Unidos nos va a dar la espalda. Lo cual, y ojalá no suceda, por desgracia puede ocurrir en cualquier momento, a través del terrorismo etarra, del terrorismo islámico, de Marruecos, de una ruptura de la Nación por el norte por las bravas, o de cualquier otro imprevisto (recordemos que la necedad del actual Gobierno de España escapa muchas veces a cualquier razonamiento lógico). Y entonces, cuando sucediera la tragedia, estaríamos solos (Francia y Alemania como siempre irían a lo suyo). El problema en ese momento, como Rumsfeld anota, es que el tiempo nos puede decir algo realmente triste, muy triste.

Porque triste es haber dejado gratuitamente de ser el aliado número dos de Estados Unidos en el mundo (únicamente después de Gran Bretaña) y, cuando las cosas nos vayan mal, encontrarnos con que, lógicamente, Estados Unidos nos dará la espalda.

La realidad, tozuda ella, se encargará si hay ocasión de hacernos ver que, con terquedad, el sol sigue saliendo por el este y poniéndose por el oeste. Por más que Zapatero y Moratinos intenten convencernos de lo contrario.

1 comentario:

  1. La cosa puede empeorar, ahora está en Roma y parece que se sentará muy cerquita de Bush, cruza los dedos que con ZP no se sabe...
    De momento ya le he visto sonriente frente al cadaver del Papa, alguien debería decirle que a los funerales no se va con sonrisa.
    Temblando estoy
    Un abrazo y felicidades por el post.

    ResponderEliminar