martes, 26 de abril de 2005

La democracia parcial española

Cuando pensé en escribir este texto, la primera idea para el título fue así: "España: ¿Democracia o partidocracia?" Es decir, enfocando la cuestión de que en España es posible que no haya una democracia real (en el sentido literal del "gobierno del pueblo") sino que exista una especie de "partidocracia" (y perdón por el "palabro") o "gobierno de los partidos".

Pero creo que no sería correcto. A fuerza de ser realista es imposible una democracia real absoluta en el más puro significado de la palabra, que sería por medio de un sistema asambleario o algo así. Por lo tanto, en una sociedad moderna y desarrolla no cabe esperar sino que el pueblo elija, de un modo o de otro, a sus representantes y éstos sean quienes gobiernen.

Ahora bien, creo que tampoco se les debe dar a esos representantes un cheque en blanco para que hagan mangas y capirotes de los votos obtenidos, en muchos casos para hacer incluso lo contrario de lo que prometieron. Muchos ejemplos de lo anterior creo que los tenemos en la vida política española.

¿Cuál es la solución? Creo que una: El referéndum.

En España, después de aprobada la Constitución de 1978, ha habido únicamente dos referéndums, el de la OTAN (en el año 1986) y el del Tratado de la Unión Europea (este mismo año). Las dos consultas mencionadas eran perfectamente prescindibles, porque se referían a cuestiones puramente políticas y que no afectaban en nada a la vida de los ciudadanos. Pero no es que yo critique dichos referéndums. Mi crítica es que ese mecanismo, el del referéndum, en España está prácticamente anulado en la vida política del día a día.

Un par de ejemplos pasados: ¿Por qué no se sometió a referéndum, durante la época en que los atentados terroristas eran casi diarios, que los terroristas asesinos fueran condenados a cadena perpetua, cosa que hubiera gozado de una aprobación mayoritaria? ¿Por qué no se sometió a referéndum la despenalización del aborto?

Pero es que tenemos dos ejemplos presentes, de dos cuestiones extremadamente polémicas: ¿Por qué no someter a referéndum el Plan Hidrológico Nacional? ¿Por qué no consultar vía referéndum si debe existir algo llamado "matrimonio homosexual"? En la primera estoy seguro de que hay gentes del PSOE y del PP que votarían de forma distinta a pesar de formar parte del mismo partido. En la segunda, si bien los votantes del PP votarían todos unidos, estoy convencido de que muchos votantes del PSOE votarían en contra de lo aprobado hace pocos días por su partido.

Pero no, los debates mencionados, de capital importancia, porque son cosas que marcan el día a día de muchísimos ciudadanos españoles, así como la decisión final, se hurtan a la ciudadanía y se deciden muchas veces en oscuros pactos políticos a cambio de cosas desconocidas.

Y eso es por poner unos pocos ejemplos, los dos últimos de cosas muy actuales. Pero las cuestiones a enumerar, decididas por los políticos y no por los ciudadanos, podrían seguir, hasta formarse una enorme lista.

Es por ello que soy un firme partidario de establecer el referéndum como una práctica común. Podemos ver, en ese sentido, el ejemplo de Estados Unidos, donde en los Estados se someten a referéndum continuamente distintas propuestas, que son aprobadas o rechazadas por los ciudadanos (recordemos, por ejemplo, los referéndums en muchos estados sobre el matrimonio homosexual el mismo días que las elección presidencial). Algo así me gustaría ver en España, para que los españoles fueran quienes decidieran directamente. Y es que, puestos a imaginar, podría crearse la figura del Día del Referéndum (o algo parecido) en el que, una vez al año (por ejemplo) se sometieran a la decisión de los ciudadanos las cuestiones de mayor relevancia. Un día que podría ser, por decir uno, el 6 de Diciembre. Sí, ya sé que es imaginar por imaginar. Pero ese es mi modelo preferido. La democracia, cuanto más directa y participativa, mejor.

¿Tenemos democracia en España? Por supuesto que sí, porque se pueden elegir libremente a los representante políticos (a excepción de en Euskadi, pero ese es otro tema),. Pero esa democracia dista mucho de ser una democracia total. Es una democracia totalmente parcial, porque muchas decisiones verdaderamente importantes (todas, a ser sinceros) se le prohíbe tomarlas a la ciudadana.

En España, gobierne quien gobierne, no habrá una democracia total hasta que haya una modificación de la legislación vigente (incluida probablemente la misma Constitución) en materia de referéndum, dando el poder de decisión a quien verdaderamente lo debe tener, la ciudadanía española.

9 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo. Además el referendum, realizado siempre simultáneamente con las eleciones, también podría plantearse sobre una cuestión regional (autonómica).

    ResponderEliminar
  2. En una democracia parlamentaria liberal, el poder es del parlamento. Los referéndums son siempre utilizados por los partidos; no es un recurso que combine con ejecutivos partidistas. O es en una democracia consocional basada en llevarlo todo a voto (Suiza), con los partidos sólo transmitiendo información e implementando, o pasa a ser plebiscitarismo bananero.

    ResponderEliminar
  3. Hombre, si los referendum van a ser como los de la "cosa uropea"...

    La mayoría de los que votaron que sí ni se habían leído el mazacote. Mi novia votó que sí, por ejemplo, por que le dije indignado que era una constitución socialista.

    ResponderEliminar
  4. Creo que aparte de usar más de los referenda, podemos cambiar el sistema de representación a uno de tipo circunscripción unipersonal, con lo cual el representante se hace más dependiente de los electores que de su estructura de partido.
    Con respecto al referendum, determinar qué puede y qué no puede ser sometido a referendum y a partir de ahí, realizarlos coincidiendo con otras elecciones para optimizar recursos; más o menos como se hace en Estados Unidos, que cada vez que hay elecciones institucionales se pregunta a los ciudadanos por otro tipo de cuestiones.
    Egócrata: en una "democracia" por mucho que se defina parlamentaria, el poder es del pueblo, actuando el parlamento en "delegación". Lo de parlamentaria determina el modo de ejercer esa potestad

    ResponderEliminar
  5. El art.149 de la Constitucion, regula el asunto del referendum, dice que es competencia exclusiva del Estado.Por otro lado en España los referenda son "consultivos".Se convocan por su graciosa majestad a propuesta del Presi del Gobierno autorizado por el Congreso.Si no os gusta y quereis reformar este articulo de la Constitucion tendreis que seguir el procedimiento del art 167 de la misma,es decir,voto favorable de 3/5 de cada Camara.
    Tambien se regula en la Ley Organica 2/1980 de 18 de Enero.
    El articulo 4 impide que coincidan los referenda con cualquier tipo de elecciones.
    El articulo 6 establece que la autorizacion requiere mayoria absoluta del Congreso.
    Si no os gusta algo de lo anterior ya sabeis como se modifican las Leyes Organicas:mayoria absoluta.
    Otro dia hablamos de la "inicativa legislativa popular" y como puede ser torpedeada por los Partidos Politicos.
    No tenemos una Partitocracia por casualidad.

    ResponderEliminar
  6. Del anterior post se me olvido decir que yo creo que los referenda deberian poder ser convocados a nivel local(incluso ayuntamientos)y hacerlos coincidir con elecciones para ahorrar dinero(como en USA).Creo que deberia ser mas facil su propuesta ,por ejemplo por un millon de firmas o por 1/5 del Congreso.Pondria un limite de dos por legislatura.
    Pero esto como he explicado antes,es ciencia ficcion.

    ResponderEliminar
  7. Mi modesta aportación a una democracia más auténtica es esta Vigilancia de Programas Electorales. Pretendo remontarme, si es posible al menos a todas las anteriores últimas convocatorias de los últimos 4 años, investigando sobre los partidos que se colocaron en cada uno de los parlamentos.

    ResponderEliminar
  8. Los programas electorales no sirven para nada.No tienen credibilidad.MAs interesante seria conocer el voto de cada diputado a cada Ley importante.Por ejemplo analizar el voto del diputado y por que (breve explicacion de 10 lineas)en las 20 leyes mas importantes de la Legislatura.Asi incentivariamos la idea de las listas abiertas.

    ResponderEliminar
  9. Soy partidario de extender la democracia y el control al máximo. A priori a favor del referéndum a la suiza pero tengo la sensación (y no un juicio muy formado) que deberíamos mirar más a formas más modernas de participación y toma de decisiones facilitadas por las nuevas tecnologías y por la reducción del poder de las burocracias municipales (es decir, permitir que los vecinos puedan opinar en los procesos de recalificación de suelo, por ejemplo). Y más poder a los ayuntamientos, claro.

    ResponderEliminar