lunes, 4 de julio de 2005

El "Orgullo Gay" de José Blanco, Carmen Calvo, Leire Pajín y Gaspar Llamazares

Que en la marcha del "Orgullo Gay" del sábado se produjeron excesos es más que evidente. Pero no creo que esa sea la diferencia entre la marcha de este año y las de años pasados; de hecho, fotografías de obscenidades semejantes a las presenciadas ahora, se pueden encontrar de años pasados. Está clarísimo que una parte del llamado "colectivo gay" disfruta con la desvergüenza, el exhibicionismo y, sobre todo, el escándalo, cuanto más mejor. Pues nada, que sigan adelante con los faroles, que total, una vez al año no hace daño.

Lo que en mi opinión ha marcado como diferente, muy diferente, la manifestación gay de este año ha sido la presencia de representantes gubernamentales y políticos de izquierda:

Según la Dirección General de la Policía, 97.000 personas participaron en la manifestación, encabezada por el secretario de organización de del PSOE, José Blanco; la ministra de Cultura, Carmen Calvo; la secretaria de cooperación, Leire Pajín; y el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares.

Vamos, que desde el Gobierno y los partidos políticos de izquierda se ha puesto el sello de aprobación sobre la obscenidad, la desvergüenza y el exhibicionismo. La verdad es que nuestra clase política dirigente cada vez se llena más de indignidad. Y seguirá haciéndolo, porque todo apunta a que ya no hay muchas barreras que aporten algo de sensatez social en España, y las pocas que quedan nuestros gobernantes de izquierda se encargarán de que caigan más pronto que tarde. Lo dicho, indigno, pero cierto.

2 comentarios:

  1. Lo que me parece intolerable es que esos personajillos vayan a la manifestacion y no se integren segun la vestimenta.Deberian haber usado mas argollas,cuero negro y enseñar el culo.
    Vamos digo yo...

    ResponderEliminar
  2. Anónimo, no seas más papista que el Papa: en la marcha del Orgullo GLBT no hay vestimenta (o desvestimenta) obligatoria, no es como una noche temática en un bar "leather".

    Pero es curioso, sí; estas autoridades ya no van a unas procesiones, pero a cambio van a las otras, al carnaval.

    ResponderEliminar