sábado, 2 de julio de 2005

Monarquía o república, la decisión debe ser democrática

Me está encantando el debate que estoy manteniendo con Bicho (muy buen Bicho, dicho sea de paso), sobre algunas cuestiones de lo que debería ser la base política española.

Bicho ya contestó en su blog, y aunque básicamente por mi parte ya había dado el debate por cerrado con mi comentario allí, la verdad es que entre su contestación y, sobre todo, su frase previa sobre la monarquía, me ha tocado mis puntos débiles en la provocación al debate, que es la democracia y la república.

Vamos con ello pues.

Prudencia es exigible a los políticos en especial y a todos los ciudadanos en general en todos los órdenes de la vida. Por lo tanto tengo que estar de acuerdo con Bicho. Yo tampoco me fio de los representantes. De algunos me fío muy poco, y de los demás absolutamente nada. Por eso pido que la decisión final sobre las cuestiones no recaiga sobre los políticos, sino sobre los ciudadanos. Evidentemente siempre va a haber politicuchos que van a intentar pescar en río revuelto, pero eso es inevitable, y no por ello vamos a frenar las necesarias reformas constitucionales para, a mi modo de ver, dar más poder al pueblo y quitárselo a los políticos. Y que sea el pueblo el que finalmente ponga en su lugar a esos políticos de tres al cuarto.

Pero con lo que tengo que discrepar frontalmente es con un concepto que Bicho expresa en el artículo en sí. Después de mostrarse a favor de modificar la Constitución escribe lo siguiente:

¿Expulsar a la monarquía? No. Y esto lo dice un republicano. Este debate solo traería inestabilidad, y además no es lo que más preocupa a la ciudadanía.

Mi posición contraria a la monarquía y favorable a la república la expresé hace tiempo. En cualquier caso, creyendo yo que es mucho más democrático que el Jefe del Estado lo sea por elección y no por nacimiento, lo que sí me parece absolutamente necesario es que haya una consulta popular sobre si el sistema político español debe ser monárquico o republicano.

No se trata de expulsar a la monarquía, sino de saber que es lo que quieren los ciudadanos. Es decir, simplemente de democracia. Y, por supuesto, de obrar en consecuencia. Nada más.

Que ese debate solo traería inestabilidad, depende de como se enfoque. Si se enfoca desde ciertos estamentos como casus beli, debido a que les implicaría una pérdida de privilegios, por supuesto. Pero si el tema se trata en el sentido de saber lo que opina la ciudadanía para llevarlo la práctica, no veo la inestabilidad por ningún lado.

Finalmente, no sé si el asunto de la república o la monarquía es lo que más preocupa a la ciudadanía o no. Pero lo que sí sé es que eso lo deben decidir ellos, los ciudadanos, porque es a quienes les afecta. Son los que pagan el costo económico de la monarquía, y deben decidir si quieren seguir pagándolo o prefieren cambiarlo por sostener económicamente una república. Los ciudadanos son también los gobernados por el rey, y, puesto que creo en la democracia, deben decidir si quieren seguir con ese Jefe de Estado (aunque sea protocolario) o prefieren un Presidente como dicho Jefe de Estado.

En cuestiones de gobierno nadie puede decidir por los gobernados. Eso es democracia. Por eso defiendo personalmente la república en general. Y por eso defiendo muy en particular para España un referéndum que le dé a los ciudadanos la posibilidad de expresar su voluntad sobre si quieren seguir con la monarquía o prefieren establecer una república.

El día que haya ese referéndum de monarquía o república, es evidente que yo votaré por la república, pero aceptaré el resultado que salga, y si gana la opción monárquica, aún prefiriendo yo la república, daré la cuestión por zanjada en lo que a España respecta, porque el pueblo habrá hablado. Por eso defiendo que ya sea república o ya sea monarquía, debe ser la decisión democrática del pueblo la que finalmente decida.

5 comentarios:

  1. Supongamos.

    Se hace un referendum y gana la república. OK, el rey es depuesto.

    Años más tarde se vuelve a preguntar (¿por qué no?) y gana la monarquía. ¿cual? ¿La borbón, otra dinastía? Se tendría que decidir. Pero habemus rex.

    Pasan los años vuelta a votar. Gana la republica...

    así hasta la nausea.

    Un horror, o un error.

    ResponderEliminar
  2. ¿Monarquía o república?

    Es un debate muy encrespado. Quizás, lo primero que deberíamos preguntarnos es ¿qué es la república? No me refiero al orden político, eso lo entendemos todos. Me refiero a lo que entienden los políticos. Si, como parece ser, la mayoría de los electos del PSOE e IU entienden república como un régimen en el que la izquierda tiene la preeminencia y la derecha o no existe o "se hace que no exista"; apaga y vámonos. Y esto, por desgracia, es lo que quieren la mayoría de los republicanos socialistas y comunistas de la cámara.

    Una vez solucionado este punto la siguiente pregunta es ¿cuándo elegirla? Un cambio de régimen es algo delicadísimo. Mu delicado que requiere varias decadas de estabilidad anteriores y varias posteriores. También hay que tener en cuenta que hay diversos partidos anti-régimen que desestabilizarían lo máximo posible esa transición. Serán la minoría pero son elementos muy peligrosos (ETA, integristas islámicos...)

    Por último, hay que considerar el fin último del cambio de régimen. Si lo que queremos es poner a alguién como presidente de la república estilo presidentes de Italia o de Alemania... el cambio no habrá servido para nada. Quién conoce a éstos presidentes. O incluso peor, incluso puede darse un gobierno con un presidente de un partido y un primer ministro de otro (Francia lo tuvo). Eso será auténticamente una parálisis del sistema. Si lo que queremos es una república presidencialista estilo EE.UU. ( por la cuál yo optaría) habría que poner una acotación severa de los poderes "casi infinitos" que tiene un presidente. Cosa que el actual rey no los tiene ni por asomo (como mucho se puede negar a firmar una ley).

    Todo se andará. Pero hagámoslo desde una perspectiva sensata, tranquila y democrática.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. República. Sin dudarlo. Ya. Con guante de seda. Que le den la Zarzuela para jugar con sus nietos mientras sigue cobrando sus comisiones del petróleo y nosotros a vivir sin rey.

    ResponderEliminar
  4. Por descontado que la Monarquía es la institución más cara de todas la imaginables.
    Además, y visto lo visto... ¿qué hace el Rey, que no haría un Presidente de la República? además... ¿qué más da que no se les conozca?
    Saludos liberales.

    ResponderEliminar
  5. Julio le hace a uno estar en horas bajas. ¡Pero, maldita sea! Me has picado justo en un debate que, como republicano, me parece apasionante. Prometo contestarte en breve con un artículo al efecto.

    ResponderEliminar