miércoles, 6 de julio de 2005

Piqué y el nuevo PP

Mucho revuelo han armado las declaraciones de Piqué de que a Zaplana y a Acebes "se les identifica con una determinada etapa muy concreta que nos conecta con el pasado", incluida la crítica de Rajoy. Probablemente Piqué ya contaba con ello. E incluso había calculado la marcha atrás que daría poco después.

Pero ha conseguido lo que quería, que es decir en público lo que mucho dicen en privado, que hay que pasar página y mirar al futuro, con propuestas, nueva visión y nuevas caras, o de lo contrario el PP corre el riesgo de estancarse en poco más o menos los resultados de las elecciones europeas, los cuales en cualquier caso no le llevarían a La Moncloa en las elecciones generales previstas para el 2008.

La realidad es que el futuro del PP pasa por conseguir en las municipales y autonómicas del 2007 un resultado positivo, que en cualquier caso debe ser ganar en número de votos al PSOE, que le catapulte a las ya mencionadas generales. Y parece que en eso está Rajoy, quien todo apunta a que dedicará el verano a preparar esa renovación del Partido Popular.

Aznar hizo muchas cosas buenas, eso es indiscutible. Pero también perdió, lo cual es más indiscutible aún; y con él sus más cercanos colaboradores. El PP puede y debe intentar salvar el liderazgo de Rajoy, porque el coste de cambiar el candidato a Presidente podría ser con casi toda probabilidad dar por pérdidas las generales del 2008. Pero de ahí para abajo hay que afrontar una profunda renovación que haga conectar de nuevo al PP con las sociedad.

Salvando las naturales distancias, es como cuando Aznar pasó la página de Fraga, o Zapatero la de Felipe González. Rajoy tiene que pasar la página de Aznar, y eso conllevará llevarse por delante a bastantes de los colaboradores de la anterior etapa.

Es duro, sin duda, pero es totalmente necesario. De lo contrario Rajoy se puede encontrar con que, por no eliminar a algunos colaboradores de Aznar, el eliminado sea él en las municipales y autonómicas del 2007 o en las generales del 2008. Y eso, por supuesto, sería mucho peor, tanto para él como para el Partido Popular.

2 comentarios:

  1. Lo de la renovación está muy bien, pero hay que ver quién lo dice y por qué lo dice, ya que a lo mejor no quiere renovar sino lo contrario, mover las cosas en la lejanía para que lo dejen en paz.

    Piqué lleva bastante tiempo en Cataluña, mucho más bien, y sus planteamientos han sido puestos a prueba a satisfacción. Quien tiene más gente cuestionando su línea ideológica y estratégica es el propio Piqué en Cataluña. Aleix Vidal-Quadras ha dicho con claridad esta mañana lo que todo el mundo piensa en Cataluña, que el planteamiento de Piqué es "no molestar", es decir, no provocar los exabruptos del nacionalismo hegemónico, es decir, que el nivel de insultos no arrecie. Vidal-Quadras no lo ha dicho, pero ha dejado implícito por una serie de datos que por ahí no se avanza. Insisto en que la gente sabe esto perfectamente: así no hay manera de ganar votos.

    Piqué está buscando algo que *nadie* ve posible, que el PPC sea aceptado por el nacionalismo catalán sin perder a su electorado, claramente de sentimiento español. Los ciudadanos que votan al PP están más allá de la propaganda y no pueden, es imposible, aceptar planteamientos nacinalistas en el PP, como mucho este pasteleo de Piqué, pero nunca el salto que propone.

    O sea, Piqué es el que debería renovarse. Es la línea fracasada, sin ideología clara (mejor dicho, ocultándola) y con una estrategia que no rinde y en la que torpemente insiste (muy torpemente muchas veces y con ceguera ante datos palmarios: probablemente una ceguera interesada de político instalado).

    Por eso digo que tal vez está buscando mover cosas fuera para que no le cuestionen lo de dentro.

    Es bastante más efectiva la posición estratégica de Acebes que la de Piqué. No oculta su ideología y tiene una estretegia clara, por eso los ataques feroces del PRISOE.

    La estrategia del PRISOE se puede quebrar con la condición de que tengan la necesidad de llamar "fascistas" a todos los peperos. Mientras le salgan políticos verdaderamente instalados con el complejo de que el "no es facha", estarán encantados, serán tan de derechas como los otros pero peor porque estarán domados. Ni un voto más y bastantes menos porque ¿para qué, si no saben ni defender lo suyo?

    ResponderEliminar
  2. Bueno a lo mejor ha conseguido que se hable de renovación, pero no creo que pensase que el primer candidato a ser renovado fuese él: http://alianzaentremamones.blogspot.com/2005/07/new-hope.html
    Por lo demás estoy totalmente de acuerdo con Perico.

    ResponderEliminar