domingo, 31 de julio de 2005

Rajoy y el centro (2)

Humildad personal aparte, creo que la encuesta publicada por "El Mundo" me da la razón respecto a que Rajoy, en vez de hacer como algunos quieren una política opositora de "leña al mono", debe hacer para llegar a La Moncloa básicamente lo que está haciendo, es decir, una oposición moderada en las formas y fuerte en los contenidos, a la que probablemente añadirá desde septiembre la aportación de propuestas concretas para solucionar los problemas cotidianos de los españoles.

El artículo mencionado destaca que el PP acaba el primer curso de la 'era Zapatero' a 3,4 puntos del PSOE, y que esta diferencia es la menor desde las elecciones generales del 14 de marzo, a lo que añade que lo anterior representa en realidad una situación de empate técnico entre los dos principales partidos.

Lo anterior es, sin duda, una muy buena noticia para el PP, quien a falta de casi tres años para las próximas elecciones generales (si se agota la legislatura, que está por ver) tiene al PSOE a tiro de piedra, en una situación que en la práctica colocará a los socialistas como perdedores en cuanto tengan cualquier problema de tamaño mediano en el Gobierno.

Pero a mi parecer lo más destacado de la noticia está al final del artículo, concretamente en esto:

Sin embargo, la opinión de los ciudadanos sobre la forma en que ejerce la oposición no es excesivamente favorable. El 56,6% no está de acuerdo, el 44,4% porque considera que es demasiado dura y el 12,2% por demasiado blanda. Para el 28,1%, esa labor es correcta.

Independientemente de lo que pudieran desear muchos (entre los que me incluyo) de que sería preferible una oposición dura que pusiera las contradicciones socialistas en claro, la realidad nos viene a mostrar que ese deseo no lo es de la mayoría de los españoles, que por contra prefieren menos leña. Y debemos recordar, yo incluido, que las elecciones se ganan por mayoría de votos, no porque el PP haga lo que a nosotros (y a mí) nos guste.

Un 44.4% de personas que consideran que el PP es demasiado duro frente a un 12.2% que consideran que es demasiado blando deja las cosas totalmente claras. El PP debe buscar "el centro" (por más que eso disguste a algunos), moderando las formas, aportando contenidos, dejando en claro las debilidades socialistas pero sin ataques personales, para poder ganar.

El "cuerpo a cuerpo" puede ser (lo es) espectacular para algunos, pero jamás llevará a Rajoy y al PP por la senda de la victoria. Lo único que les permitirá a los populares llegar a La Moncloa es hacer lo que les pide la mayoría, que es centrarse. Nos podrá gustar más o menos (a mí, personalmente no me gusta), pero las cosas son así. O Rajoy lo hace o tendremos Zapatero para muchos años. España es así. Y estoy seguro de que Rajoy lo hará. Inteligencia le sobra para ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario