viernes, 9 de junio de 2017

Envidiosos, orgullosos, insolidarios, ignorantes, estúpidos, malvados (por lo menos)

Es increíble que haya gente que, ante una donación para luchar contra el cáncer, se muestre en contra. Aún recuerdo, hace muchos años (muchísimos), a mi madre con una hucha en la mano levantando donaciones para esa lucha contra el cáncer. Y cuando un hombre va a donar, no un euro o dos, sino nada más y nada menos que 320 millones estas gentes se muestran en contra.

¿Por qué? Se me ocurren, por lo menos, seis razones. Por envidia, ya que lo que querrían en ser ellos los que tienen semejante dinero. Por orgullo, por no reconocer que efectivamente la donación se necesita (como todas). Por insolidarios, porque no creo que nadie de ellos ni de sus allegados tenga cáncer; además de que, evidentemente, si se rechaza ese dinero no se podrá conseguir por otra vía. Por ignorantes, porque dicen que hay que conseguir ese dinero vía impuestos, unos impuestos que ya existen, pero sobre los que Amancio Ortega quiere dar ese dinero. Y finalmente por estúpidos, porque solo puede calificarse de estupidez que alguien no se dé cuanta de que, independientemente de lo que aporte el Estado, siempre se podrá hacer más con esa alta donación.

Podríamos seguir, pero no vale la pena. Porque la última razón es simple y pura maldad. Porque de verdad hay que ser malvado para pedir que se rechaza un dinero que no va para ellos y que ellos no van a aportar en su lugar.

2 comentarios:

  1. Yo también les calificaría de soberbios e inmisericordes.

    Y, siguiendo el principio de Hanlon, son más estúpidos que malvados. He tenido la ocurrencia de acudir, en mis tiempos universitarios, a un curso organizado por la asociación y, realmente, a algunos les cegaba el sectarismo ideológico.

    En resumen, una actitud lamentable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo. Por eso puse "por lo menos", porque el mejor calificativo para estos seres es el de incalificables.

      Eliminar