jueves, 15 de junio de 2017

Trump, un paso más cerca del fin

Trump está un paso más cerca de su final político. Un paso pequeño sin duda. Pero paso al fin y al cabo. Y es que, literalmente, el fiscal especial Robert Mueller investiga a Trump por posible obstrucción a la Justicia en el 'Rusia gate'. Y un dato importantísimo, que yo ignoraba, y del que me he enterado a través de esa misma noticia: Trump ha estado a punto de destituir a Mueller, algo a lo que tuvo que salir al paso incluso Paul Ryan.

Las dos cuestiones juntas llevan a hacerse algunas preguntas. ¿Por qué Trump quiere destituir a Mueller? ¿Qué teme Trump que Mueller encuentre sobre él? Las respuestas son bastante evidentes. Todo apunta a que efectivamente Trump cometió, por lo menos, obstrucción a la Justicia, y muy en su línea, Trump quiere cortar por lo sano. Parece que la necedad de este hombre no conoce límites y que no ha aprendido nadie del error de destituir a James Comey.

En fin, que lo dicho, Trump está un pequeño paso más cerca de su final. Todavía quedan muchos. Sin duda esto va a ser todo menos aburrido.

11 comentarios:

  1. Sigues creyendo la propaganda demócrata a través del NYT, que es lo que replica fielmente El Mundo.

    De momento los demócratas creen que es más rápido la decapitación física o el francotirador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, creo que Mueller puede encontrar que Trump delinquió.

      Eliminar
  2. Este asunto es ya tan delirante que es como intentar poner orden en casa en mitad de un terremoto.

    Para empezar, todo lo referente a la pretendida influencia "rusa" en las elecciones es un completo disparate. Si encima pretenden hacernos creer que hubo un acuerdo formal entre Putin y Trump para que esas disparatadas acciones que se le atribuyen al primero pudieran "influir" en un número significativo de estadounidenses para que votaran al segundo, ya uno empieza a pensar que sólo un fanático liberal/progre o neocon pudiera tragarse esa patraña dado que desde un principio habían considerado ilegítima la elección de Trump.

    Si lo piensan, y recordando al mejor FBI de los "expedientes X, sería más plausible que Trump hubiera llegado a un acuerdo con una especie de alienígenas dotados de la capacidad para el control mental para que obligaran a unos cientos de miles de americanos (ya puestos, millones) a votar por él en los estados clave.

    En la propia noticia que referencia se habla de "rumores" sobre la posible destitución por Trump del exdirector de FBI que pretendidamente quiere investigar su intento de obstruir la investigación sobre su connivencia con unas acciones que , lejos de haber sido probadas, a priori debieran haber sido descartadas por fantasiosas.

    Lo malo es que el FBI no se ha caracterizado por ser una institución independiente y siempre respetuosa de la ley. No hay que remontarse al "reinado" de J.E Hoover. En tiempo recientes, justo bajo la dirección de Mueller y Comey al servicio de las administraciones de Bush II y Obama, el gobierno federal ha puesto en marcha un sistema de vigilancia global penetrando en todo tipo de comunicaciones privadas. Se han puesto en marcha programas de detenciones por tiempo indefinido de sujetos por meras sospechas aprovechando los limbos legales de las bases militares. Igualmente, se han puesto en funcionamiento programas de "interrogamiento mejorado" que incluían la tortura. Asimismo, se ha generalizado los asesinatos extrajudiciales vía "drone". Eso por no mencionar las agresiones militares ilegales (sin ataque previo por parte del atacado y sin consentimiento expreso del Congreso) y el financiamiento y armamento de grupos terroristas. A este respecto, el FBI no ha dudado en hacer pasar a sus agentes como yihadistas para convencer a incautos de que se sumaran a la yihad y, acto seguido, detenerlos y colocarse medallas.

    Todo lo relacionado con el "ciberataque" ruso, en definitiva, son rumores, construcciones periodísticas a base de fuentes anónimas y amplificadas por "presstitutes" y tertulianos televisivos que parece que sólo opinan bien de Trump cuando bombardea al gobierno Sirio.

    Sinceramente, creo que el primer sorprendido cuando se anunció su victoria electoral fue el propio Trump. Creo que la reapertura de "asunto" de los emails de Clinton por el cesado Comey tuvo más influencia en la opinión pública que las filtraciones a Wikileaks. Insisto en catalogarlas como filtraciones dado que lo más plausible es que se debieran a americanos, inclusive a agentes federales antes que la fantasiosa hipótesis del "ciberataque" ruso.

    ResponderEliminar
  3. Más recientemente, dado que este cuento ya se lo traga poca gente, se han sacado de la manga a una furibunda antiTrump (ya incomunicada en prisión) y le dejaron filtrar otro fantasioso cuento sobre el "ciberataque" ruso contra la "intraestructura" electoral americana. No es que esto fuera de por sí imposible sino que, como se comprobó cuando se recontaron votos en estados como Michigan, se detectaron irregularidades justo en los condados donde había ganado...Clinton.

    De verdad, nada de esto tiene sentido. Lo más descorazonador es pensar que al "deep state" americano se les esté acabando la paciencia y puedan llegar a recurrir a un método expeditivo y de comprobada eficacia. Asesinar a Trump. Por desgracia, creo que no sería la primera vez.

    Esperemos que el pronóstico del Dr. Craig Roberts (miembro de la administración Reagan) no se cumpla.

    https://actualidad.rt.com/programas/keiser_report/226765-decisiones-macro-impactos-micro

    https://actualidad.rt.com/programas/keiser_report/226589-keiser-report-espanol-lecciones-xenofobia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No parece que sea tan delirante cuando hay todo un fiscal especial investigando el asunto.

      Eliminar
  4. No deja de ser un cargo designado para realizar una acusación política. En el fondo es más un "inquisidor" dado que, en la práctica, han impuesto a Trump una inversión de la carga de la prueba poniéndolo en la tesitura de tener que demostrar su inocencia en vez de acreditarse evidencias de su culpabilidad.

    Por ejemplo, ¿cuál de los evidentemente delirantes supuestos que indican la presunta "intervención" rusa está demostrado más allá de toda duda razonable?

    ¿puede ser acusado alguien de obstruir una investigación que tras más de medio año no ha demostrado NADA sobre la hipotética "influencia" rusa en las elecciones y, mucho menos aún, qué ello fuera una acción coordinada entre Trump y Putin?

    Le recomiendo leer este artículo sobre las relaciones entre Clinton&Podesta y agentes rusos. ¿Se ha encontrado algún contacto o donación de similar cuantía entre rusos y Trump?

    http://www.zerohedge.com/news/2017-06-15/clinton-crew-dripping-russian-entanglements-while-deep-state-rolls-snake-eyes-trump

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, puede ser acusado de obstrucción a la Justicia si se demuestra que lo hizo. El Presidente de Estados Unidos es la primera persona que debe cumplir la ley.

      Eliminar
    2. Le recomiendo este pormenorizado repaso al "ejemplar" historial de respeto por la Ley del "acusador" especial:

      http://www.zerohedge.com/news/2017-06-16/special-prosecutor-mueller-political-hack

      Eliminar
  5. ¿Cómo puede ser acusado de obstruir una investigación que en ningún momento se ha detenido?

    ¿Cómo puede ser acusado siquiera de intentarlo? ¿será por destituir al director del FBI que filtraba sus conversaciones con el POTUS para desacreditarle, colaborando así el la campaña de deslegitimación de los "presstitutes" del "establishment", ese mismo director que se adaptó a las peticiones de la fiscal general de Obama sobre el "asunto" de los emails de Clinton?

    ¿Cómo puede construirse una investigación que empieza señalando un (presunto) culpable y luego intenta por todos los medios encontrar algún vínculo que sustente esa hipótesis?

    ¿Cómo puede inferirse de la no acreditada "interferencia" rusa su vinculación con el equipo electoral de Trump?

    ¿Cómo puede sostenerse que esto no es un proceso inquisitorial destinado a minar la legitimidad presidencial?

    ¿Cómo puede considerarse tan peligrosa la pretensión de pacificar las relaciones entre las dos mayores potencias nucleares del planeta?

    ¿Cómo puede resultar amenazante la pretensión de liquidar o tan siquiera reducir la OBSOLETA OTAN?

    Y sin embargo y a pesar de enmendar su propia opinión en está cuestión clave, los "presstitutes" al servicio del "establishment" siguen vociferando contra el POTUS legítimamente elegido por el pueblo estadounidense.

    ResponderEliminar
  6. Por cierto, ¿cumplieron la ley POTUS como Bush II y Obama (por citar sólo los dos últimos) cuando instauraron un sistema de espionaje masivo de las comunicaciones basadas en Internet, promovieron la detención indefinida de personas sin amparo judicial, el recurso a la tortura, el asesinato extrajudicial incluso de ciudadanos estadounidenses, desencadenaron guerras sin mediar agresión previa e incluso alegaron motivos falsos, instigaron golpes de Estado o cuando armaron a milicias que luego conformaron notorios grupos terroristas, todo ello en el contexto de la llamada "guerra contra el terrorismo"?

    ResponderEliminar
  7. No, no lo creo. Y no entiendo esta fascinacion del neosocialismo moderno.
    http://etrusk.blogspot.com.es/2017/06/el-mundialismo-es-el-neosocialismo.html

    ResponderEliminar