sábado, 19 de marzo de 2011

Algo (mucho) huele a podrido en Cataluña

¿Se acuerdan del asunto de las comisiones del 3% y como al final se echó tierra al asunto? Pues lo de ahora es peor:

...el secretario general de un partido político sea un corrupto, cobre comisiones, venda enmiendas de leyes a grupos de interés, premie con cargos a sus amantes y ex amantes y dedique dinero público a financiar su vida sexual, variada y extensa...

Si es mentira es de juzgado de guardia. Si es verdad es de juzgado de guardia también. Lo que pasa es que el fulano que dice esto utiliza un subterfugio lingüistico para dejar todo en el aire respecto al fulano de quien lo dice.

Así está la politica catalana. De taparse las narices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario