lunes, 28 de marzo de 2011

¿Y dónde quedó el Apocalipsis de Japón?

Los reactores nucleares de Fukushima van a explotar en cadena, la radiactividad se va a extender por todo Japón, la tragedia va a afectar a todo el planeta, el mundo se va a acabar, ¡es el Apocalipsis!

¿Dónde están los titulares que predecían toda clase de espantos? Todos han desaparecido, aprovechando la guerra en Libia, que les ha servido para poder olvidar el tema sin tener que dar marcha atrás.

Sin duda nadie niega la gravedad del accidente nuclear en Japón. Y tampoco nadie niega que ha habido fugas radiactivas indeseadas. Pero los de siempre jamás reconocerán que eso se ha debido al mayor terremoto de Japón y uno de los peores que ha conocido la humanidad desde que se llevan registros. Tampoco reconocerán nunca que las ventajas de esas centrales nucleares han sido y seguirán siendo muchos mayores que los daños que han causado. Y para terminar se negarán igualmente a ver que a partir de ahora las centrales nucleares serán muchísimo más seguras de lo que eran hasta ahora, porque desde ya se están tomando enérgicas medidas para ello.

Los desastres predichos por los que se guían por la ideología y no por el sentido común ni han llegado ni llegarán. Es hora de hacer desaparecer del blog el eskup de "El País" sobre el tema. Los que no desaparecerán son los que se seguirán intentando aprovechar en beneficio de su fanática ideología de una terrible tragedia producida por la naturaleza, a pesar de que el Apocalipsis que todos ellos predecían (y algunos deseaban) nunca llegó.

4 comentarios:

  1. No puedo estar más de acuerdo. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. El desastre nuclear de Japón no es todo por el terremoto. Es por el desastroso modo de acometer el problema. No se preocuparon desde el principio de meter agua en las piscinas de combustible usado, cosa fácil de hacer con mangueras mismo cuando no había radiactividad ninguna. No se preocuparon hasta que el agua hervía y bajaba de nivel y ahí empezó el lío.

    Aparte de que esa central afectada era la más antigua de Japón y debía estar cerrada. Que esa es otra. Se paralizan las construcciones de centrales nucleares y después estiran la vida de las viejas porque no tienen con que sustituirlas.

    De momento la "radiación" ha alcanzado al partido de Merkel que ha perdido un lander donde siempre habían tenido mayoría. Los ecojetas han hecho su agosto y alcanzado el poder con los socialdemocrátas en coalición.

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que los periodistas andan como locos por las redacciones para ver qué ponen en los periódicos... Lo de Japón... ya está. Ahora el tema es Libia. En un par de meses será otra cosa.

    ResponderEliminar
  4. Esto es lo de siempre, la plaga del siglo 21, "los politicos" que lo solucionan todo de la misma manera, en vez de permitir la construccion de nuevas centrales se dedican a hacer politica con el tema, introducir moratorias y joder la inversion.

    20 años mas tarde descubren que hay deficit energetico (el mismo predecido hace 20 años) y que hacen? Politica alargando la vida util de instalaciones obsoletas.

    Cuando hay un problema la culpa es de la industria de la energia nuclear.

    ResponderEliminar