jueves, 24 de marzo de 2011

Terrorismo palestino contra Israel, que ha respondido y va a responder de nuevo

Aquí está la secuencia:

Uno. Hamas lanza un misil Grad, varios cohetes Qassam y 50 proyectiles de mortero contra las poblaciones del sur de Israel, en un ataque contra la población civil israelí.

Dos. La aviación israelí en respuesta ataca 48 horas después seis objetivos militares de Hamas.

Tres. Al día siguiente se produce un atentado terrorista indiscriminado en la estación de autobuses de Jerusalén, donde estalla una bomba oculta en una bolsa, con el resultado de una persona muerta y alrededor de treinta heridas, dos de ellas de gravedad.

Cuatro. El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, suspende su viaje a Rusia. Esto último hace prever que la respuesta de Israel va a ser contundente, en su línea de siempre de defenderse con total energía contra cualquier ataque.

Por cierto, que el mencionado artículo de "El Mundo" rezuma un antiisraelismo que apesta. El primer párrafo no tiene desperdicio:

Tras el lanzamiento de un misil Grad, varios cohetes Qassam y 50 proyectiles de mortero contra las poblaciones del sur de Israel, reivindicado por primera vez en dos años por el grupo islamista Hamas, el Gobierno de Benjamín Nertanyahu anunció una "dura respuesta". Cuarenta y ocho horas después, la aviación israelí ha atacado seis puntos de la Franja de Gaza aumentando la tensión y la posibilidad de una nueva escalada.

O sea, que los ataques son de Hamás, pero Israel ataca a Gaza. Y son los ataques israelíes los que posibilitan una nueva escalada, no los ataques previos de Hamas.

Pero vale la pena leer esto también:

A primera hora de la mañana, milicianos palestinos han lanzado un cohete Qassam contra la zona de Eshkol, al sur de Israel, sin provocar víctimas o daños. Es la confirmación de la ya conocida cadena de acción y reacción que se sabe cómo empieza pero no cómo acaba.

Vamos, que la acción fue el ataque israelí y la reacción el ataque de Hamas con el cohete Qassam. Para nada, por supuesto, la acción fue la lluvia de ataques sobre la población civil israelí, y la reacción el ataque por parte de Israel.

¡Viva la objetividad!

4 comentarios:

  1. Siempre en defensa de Israel, única democracia en la zona. Cuando el mundo árabe llegue a la democracia, lo que puede durar siglos, igual aprenden algo de civismo y se les podría llamar civilización. Mientras tanto, esa sarta de fascistas, lo único que saben hacer es masacrar a sus pueblos y enriquecerse, todo muy árabe y civilizado.

    ResponderEliminar
  2. Mi apoyo incondicional a Israel. La prensa española es bochornosa e indecente.

    ResponderEliminar
  3. ¿Por qué el "Uno" es el ataque de Hamas y no el asesinato de dos milicianos al que seguramente precederá otro ataque con cohetes y así "ad infinitum"?

    ¿Por qué resaltamos el resultado del atentado de un muerto pero no las 8 victimas mortales de los ataques a "objetivos militares" incluyendo el par de chavales de 11 y 16 años que jugaban al fútbol?

    ¿Por qué sólo el atentado con una victima es condenado por el secretario general de la ONU?

    Hace mucho que sigo con apatía el conflicto, estoy lejos de creer que la defensa que hace Israel sea la mejor pero "si les funciona" mejor para ellos, eso sí, el día que pinten bastos tampoco me va a dar mucha pena.

    ResponderEliminar
  4. Por que unas muertes son deliberada y otras no, porque unos festehan el degiollamiento a sangre fria de un bebe y otros no.

    Y mientras en daerfuir los Darfuris son matado por millares, violadas y escalavizados, mientras en Darfur la gente se muere de hambre, mientras en Darfur la genter no festeja degiollamienos de bebes tu te procupas por gentye tratada cn guane de terciopelo, que estan gordos de la ayuda intertanacional (sesenta y pico ańos y todavia no vieven del sudor de su frente) y que ofrecen a susn hijas en matrimonio a degolladores de nińos. Seguro que no es porque quieren acabar el trbajo de Hitler, si, seguro. Elm dioa en que poongan bombas en los locales de los progre-nazis a mi tampoco me va a dar mucha pena.

    ResponderEliminar