jueves, 31 de marzo de 2011

La estúpida política energética de Estados Unidos... parece que va a dejar de serlo

Hace casi cinco años escribí La estúpida política energética de Estados Unidos. Hoy, cuando leí que Obama propone una drástica reducción de las importaciones de petróleo para asegurar el futuro de EE UU la verdad es que me quedé totalmente sorprendido. Los argumentos que se pueden leer en dicho artículo son básicamente los mismos que yo escribí. ¿Es que no se han dado cuenta hasta ahora? Evidentemente sí, ya que podemos leer que como recordó, todos los presidentes norteamericanos desde Richard Nixon hasta el actual han criticado públicamente la adicción de esta sociedad al petróleo y el peligro que eso supone; sin embargo, nadie ha hecho nada aún.

O sea, que lo sabían de sobra, pero tienen que esperar a que haya de por medio una crisis para empezar a tomar medidas... que se harán efectivas en la próxima década. En fin, supongo que más vale tarde que nunca, y si, aunque sea dentro de diez años, Estados Unidos abandona su estúpida política energética actual de depender de sus enemigos, será un consuelo. Algo es algo.

2 comentarios:

  1. La declaración de intenciones no significa nada si no se tiene la tecnología adecuada para hacer la reducción o no se desea utilizar. Si se niegan a explotar yacimientos por motivos supuestamente ecológicos, no se quieren nucleares, se ponen trabas al carbón y al gas natural... sólo queda quemar petróleo.
    En este momento hay más opciones tecnológicas, en los últimos años se han desarrollado técnicas de explotación petrolera que pueden permitir a EEUU incrementar fuertemente su producción petrolera en cinco o diez años. Y el 70% de los estadounidenses están ahora a favor de la nuclear. De ahí el nuevo farol presidencial. Es un farol porque no es que el haya descubierto nada, sino que han desarrollado nuevas tecnologías y sus fanáticos votantes izquierdosos han cambiado de opinión, así que le toca presentarlo como iniciativa suya.
    Igual que nuestro gobierno presentando coches eléctricos... como si los inventaran ellos.

    ResponderEliminar
  2. Lo que me gusta de Estados Unidos es que en cuestiones fundamentales no van pegando bandazos. En diez años Obama no estará en La Casa Blanca, pero está dando los pasos para que el que esté siga el camino de la no dependencia de regímenes desconfiables para un sector tan estratégico como es el energético. Un saludo.

    ResponderEliminar