viernes, 4 de marzo de 2011

La trama oculta del 4-M (del 2012)

En este país de ventitresefes y oncesemes, de gales y faisanes, ningún Gobierno convoca unas elecciones generales para perderlas. Y el actual Gobierno no va a ser una excepción.


Hay cosas que por más que uno sepa como se las gastan estos socialistas que gobiernan no dejan de sorprender. Y una de ellas es la trama que pueden estar preparando para ganar las próximas elecciones generales (gracias por el dato). Lo que estaba clarísimo desde el principio (y así lo he mencionado multitud de ocasiones en este blog) es que el PSOE no va a renunciar así como así a la victoria, por más que Rajoy se vea ya en La Moncloa. El PP está olvidando que en este país de ventitresefes y oncesemes, de gales y faisanes, ningún Gobierno convoca unas elecciones generales para perderlas. La única excepción fue la UCD en 1982, y para que eso sucediera alguien (el rey, con su acoso a Suárez; tema para otro texto) tuvo que volar en pedazos dicho partido político. Lo que está claro es que el actual Gobierno, con toda la maquinaria que tiene (electoral, propangandística, secreta, etc.), no va a ser otra excepción.

No sé si habrá algo de recuperación económica o no, pero lo que sí me temí desde el primer momento es la utilización electoralista de que ETA haya hecho una pausa en sus asesinatos. Ignoro cual es el guión, pero de lo que estoy completamente convencido es que haberlo, lo hay, y del bueno, porque a ninguno de los actores, ni al PSOE ni a ETA, le conviene que el PP llegue al Gobierno.

Aún recuerdo la que caía en los últimos tiempos de Felipe González (terrorismo de Estado, corrupción nunca vista, crisis económica dramática), y como los socialistas lucharon para mantenerse en el Poder a toda costa, cosa que a punto estuvieron de conseguir. Que no tienen principios ni moral lo demuestra el hecho de que planificaron calculadamente una serie de brutales asesinatos a sangre fría como fue el terrorismo de Estado de los GAL. ¿Y el 11-M? (¿hacen falta las interrogaciones?). Con esa falta de escrúpulos cualquier cosa puede esperarse. Y es lo que tendremos, cualquier cosa con tal de permanecer en el Poder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario