martes, 2 de agosto de 2005

Alucinante Zapatero

Sinceramente, lo de Zapatero me parece alucinante. Y es que se me acaban las palabras para describir lo que estamos viviendo en un Presidente de Gobierno de España de cara a lo que es (o debería ser, mejor dicho) las defensas, básicas por otro lado, de España como tal y de la lucha contra el terrorismo.

Que ETA siga atentando, es comprensible, porque son terroristas asesinos; y que los cachorros de ETA sigan haciendo su terrorismo callejero puede ser entendible, porque son eso, aprendices de terroristas. Pero es totalmente una locura que mientras tanto el PSE, evidentemente con la autorización de Zapatero, se esté reuniendo con los terroristas de Batasuna.

Que el PNV hable de delirantes propuestas de cosoberanía de una fantasmal Euskal Herria (incluyendo, por cierto, territorios donde el nacionalismo vasco no pinta nada, como Navarra y el sur de Francia, tema para otro texto) con España y Francia, es más o menos normal, teniendo en cuenta el fanático camino que han tomado los de Sabino. Pero que mientras tanto Zapatero ande teniendo reuniones secretas con esta gente que pretende cargarse España, es de locos.

Que en semejante clima de terrorismo y fanatismo nacionalista se esté hablando de poner en práctica la mesa de partidos políticos, siendo uno de los que están barajando la dicha cuestión el mismo Zapatero, es para salir corriendo y no parar.

Sinceramente, lo que creo es que Zapatero, además de ser el Presidente más incompetente (y con diferencia) de toda la reciente democracia española, es un ser obsesionado con pasar a la Historia como el Presidente que acabó con el terrorismo en España. En esa línea fue la declaración del Congreso para negociar con los terroristas. Y es esa misma línea sigue todo este sucio juego de negociaciones a la vez que siguen sonando los estallidos de las bombas.

Este hombre está dispuesto a entregar lo que sea con tal de obtener su artículo en la enciclopedia. Su dignidad ya la ha entregado, con la declaración del Congreso, y la sigue entregando cada día con sus negociaciones y sus secreteos. Esperemos que el PP y los españoles le impidan entregar, además, la nuestra.

2 comentarios:

  1. Voy a ser compasivo con el héroe de cómic, y espero que estas vacaciones le sirvan para refrescar el talento. Pongámonos en la tesitura de que pensara de buena fe que dialogando y apoyando su gobierno en independentistas y nacionalistas, las cosas se suavizaran. Supongo que si le quedaba alguna duda al respecto, ya la habrá despejado. El pacto que tiene que cultivar es con la oposición si quiere seguir siendo presidente de una nación llamada España con todas sus partes. Juntos son más del 80% de la población. Si así lo hace, por mi parte estoy dispuesto a olvidar frivolidades del último año y medio. Y si no lo hace, ¡¡sálvese quien pueda!!

    ResponderEliminar
  2. como dices al final de tu artículo, ZP está dispuesto a entregarnos a todos a cambio de su ratito de gloria (aunque hay que ser muy infeliz y confiado si piensa que lo va a conseguir de esta manera).

    Le senda que está trazando es muy peligrosa ya que nos está dejando maniatados ante los asesinos de ETA y sus amigos nazionalistas.

    Espero que como dice Luis en su comentario, durante estas vacaciones recapacite, vea la luz y retome el pacto anti-terrorista que también nos había ido a todos.

    ResponderEliminar