jueves, 11 de agosto de 2005

Irán sigue con su política de hechos consumados

Una cosa son las palabras y otra los hechos, de eso no cabe la menor duda. Y parece que los iraníes conocen el dicho de una cosa es predicar y otra dar trigo.

Lo anterior viene a cuento de que, por un lado, el presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, ha anunciado que tiene una nueva propuesta para resolver la tensión generada por la reanudación del proyecto nuclear en su país, pero pocas horas más tarde nos encontramos con que "Se han retirado todos los precintos. Ahora la planta está completamente operativa", dijo a Reuters el vicepresidente de la Organización iraní de Energía Atómica, Mohamad Saidi.

Buenas palabras y una política real de hechos consumados. Nada nuevo bajo el sol. Los iraníes buscan negociar con la Unión Europea desde una posición de fuerza, o dicho más claramente, desde una posición de chantaje.

Ya veremos lo que nos deparan los próximos días (peligrosamente apasionantes, lo repito una vez más). Evindentemente este mundo no necesita un nuevo foco de grave tensión. Y creo que para ello es necesario que Irán vea un claro frente común entre la Unión Europea y Estados Unidos, unidos contra sus peligrosísimos planes nucleares.

2 comentarios:

  1. El juego de Irán es con USA, no con la unión europea a la que nada respeta porque nada teme. La utiliza con negociaciones de risa para mandar mensajes a su contrincante real del tablero. Es una pena, pero Europa tiene el papel internacional que se ha ganado a pulso.

    ResponderEliminar
  2. Estoy totalmente deacuerdo, europa en su carrera de postraciones ante el gran hermano norteamericano ha perdido toda personalidad. Ademas lo que me parece ridiculo por parte de cualquier europeo es considerar a Estados Unidos un pais "amigo". Los paises no tienen amigos, a lo sumo pueden tener algun aliado si lo necesitan. Pero que nadie sea ingenuo, para los estados unidos la Union Europea no es nada mas que un "competidor" economicamente hablando al que ya ha dejado muy atras, desde la segunda guerra mundial.

    ResponderEliminar