miércoles, 10 de agosto de 2005

¿Sanidad totalmente privada?

Muchas veces me he preguntado sobre estos dos temas en concreto, la sanidad y la educación. ¿Deben ser estrictamente privados, sin que lo público entre para nada? ¿O debe haber un interés público (estatal si se quiere denominar así) que garantice que los que no puedan costearse económicamente la sanidad y la educación privadas las tengan también?

El primer asunto que quiero tratar es el de la sanidad, y posteriormente en otro texto espero tener la oportunidad de meditar sobre la educación.

Es evidente que, de dejarse el sector sanitario completamente a la economía privada, habrá gente que no podrá pagar los gastos que implica una atención médica, ni para sí mismo ni para su familia. El ejemplo claro es Estados Unidos. En dicho país el sector de la salud está totalmente privatizado, haciendo depender la asistencia médica de seguros médicos o de pago previo. Aunque en determinados casos el Estado cubre, mediante un seguro gratis o muy barato, los gastos médicos de los menores de edad de las familias con menos recursos económicos, hay muchísimos adultos que quedan fuera de la cobertura médica, ya que ni tienen seguro médico ni dinero para atenderse médicamente. Lo anterior produce que en determinadas zonas, mayoritariamente habitadas por personas de bajos recursos económicos, las salas de urgencia de los hospitales estén llenas, ya que la ley obliga a cualquier hospital a atender en el servicio de urgencias a cualquier persona que lo solicite (e ingresarla en el hospital si lo necesita y solucionarle su problema antes de darle de alta), independientemente de si posteriormente podrá pagar el costo de los servicios o no.

La pregunta es, ¿qué pasaría en un sistema sanitario totalmente privado con los que no pudieran pagar? ¿Se les negaría la atención médica, condenándolos a morir? Y quiero dejar bien claro que no exagero, porque eso es lo que pasa, por ejemplo, en muchos países de América Latina, donde si alguien no paga previamente unos servicios no los recibe, aún si ello le produce la muerte (lo que desgraciadamente sucede muy a menudo).

Por lo tanto, la pregunta que me hago sigue en pie, para el caso de un país con un sector sanitario totalmente privatizado. ¿Qué pasa con una familia que no tiene los recursos económicos para costearse sus gastos médicos? ¿Qué sucede, por ejemplo, con un niño que se enferma gravemente y necesita asistencia, pero sus padres no tienen el dinero para pagarla? Se me podrá decir que hay dejarlo a la voluntariedad de la sociedad. Pero, ¿y si esa voluntariedad no cubre los gastos de los servicios necesarios? ¿Qué pasa entonces? ¿Hay que dejarle morir de su enfermedad?

Mi respuesta es clara: La sociedad, por medio de sus representantes democráticamente elegidos, debe garantizar el acceso a la sanidad de todos. Ahora bien, si alguien no está de acuerdo con ello, me gustaría que tuviera a bien dejarme saber cual es su alternativa. ¿Acaso la muerte? Solamente es una pregunta que me hago.

13 comentarios:

  1. Apreciado José,

    Permíteme ser taimado y cambiar un par de palabras:

    "Tu respuesta es clara: La sociedad, por medio de sus representantes democráticamente elegidos, debe garantizar el acceso a la comida de todos.

    Menos mal de esos fantásticos comedores estatales, si no los pobres se morirían de hambre.

    Por cierto, cuando dices que las salas de urgencias están llenas, ¿te refieres a España? ¿o a Canadá?

    Resulta que en Canadá, con casi el mismo sistema sanitario que en España, los canadienses que se lo pueden pagar, se van a operar a Estados Unidos para evitar las listas de espera.

    ¡Siempre liberal!

    ResponderEliminar
  2. La sanidad ya es totalmente privada, pertenece a un ente abstracto llamado Estado, no a las personas.

    ResponderEliminar
  3. El Estado es esa empresa que te cobra de más por un servicio que te da peor.

    ResponderEliminar
  4. Se podrá teorizar todo lo que se quiera, pero mis preguntas siguen en pie:

    ¿Qué pasa con una familia que no tiene los recursos económicos para costearse sus gastos médicos? ¿Qué sucede, por ejemplo, con un niño que se enferma gravemente y necesita asistencia, pero sus padres no tienen el dinero para pagarla?

    ¿Algún defensor de la sanidad totalmente privada se atreverá a intentar respondarlas?

    ResponderEliminar
  5. Partes de la premisa de que los costes médicos son insoportables para una familia de recursos moderados.

    Es la típica "falacia" que dice que el mercado no llega allí donde hay pocos clientes o con pocos recursos.

    Se podría decir que es el Estado el que no satisface a pequeñas comunidades (véase electricidad, banda ancha, transporte público, gas, ...), porque si hay pocos votos no le interesa.

    En cambio siempre hay un empresario dispuesto a llegar a todos los clientes; un médico de pueblo, una pequeña empresa familiar.

    Además no se trata de que una familia se costee una unidad de quemados, por ejemplo. Se trata de que lo costeen muchas, como pasa ahora.

    Uno de los problemas, por ejemplo, del sistema americano, es cuando la gente libremente prefiere no contratar o dejar de pagar el seguro para irse de vacaciones a Las Vegas o comprarse un descapotable.

    ¿Qué es antes la libertad o la salud?

    ¿Podemos obligar a la gente a suscribir un seguro médico?

    ¿Tiene que ser ese seguro médico, a la fuerza, estatal?

    La Sanidad, la Educación y la Alimentación son iguales.

    ¿Te sirve mejor?

    ResponderEliminar
  6. Hola, de todas formas, supongo, también sería cuestión de priorizar el gasto. Muchas veces vemos "famlias" que se empeñan por unas vacaciones, un traje para alguna fiesta regional, mientras piden "libros escolares gratis".

    Un sanidad totalmente privada crearía, en teoría, una oferta lo bastante diversificada (también en precio) para llegar a el 95% de la población o más.

    Ahora la mayoría estamos obligados a pagar un sistema público queramos o no, y, si deseamos un privado, hay que pagarlo aparte.

    A excepción, curiosamente, de los funcionarios (empleados públicos) que sí pueden elegir uno u otro GRATIS.

    Al final el problema sería ese 5% de la población que no podría pagarlo.. Ahí la cuestión sería analizar cada caso, ¿por qué no lo puede pagar? ¿Quizás porque quizás haya elegido otras prioridades?

    De todas maneras, no veo porqué ese 5% impidiría una sanidad totalmente privada (o una educación en su caso), ¿no podría haber cheques sanitarios o cheques escolares y que cada cuál elija su proveedor de servicios más eficiente??

    Con esto, el tema de los cheques sería también debatible, ¿quién paga esos cheques??? ¿Contribuciones voluntarias de empresas y particulares o robo estatal??

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Respecto al 5% (fuera cual fuera ese porcentaje) es evidente que para poblaciones marginales entraría en juego la "acción social".

    Yo personalmente sería partidario de que dicha acción social fuera privada, mediante fondos solidarios o fundaciones. Por supuesto, podría hacer uso del servicio de empresas de salud privadas (más baratas que las públicas)

    También habría que hacer con cuidado la transición del modelo "timo piramidal" que tenemos ahora a un modelo de responsabilidad individual. Se podría hacer vendiendo partes de los terrenos que posee el Estado.

    Resumo: la política social para capas marginales no tiene nada que ver con la política sanitaria, educativa o alimentaria. (No hay granjas estatales para dar de comer a los indigentes, se les compran los macarrones en la tienda de la esquina)

    Disculpad la rudeza, es en aras de la concisión. Léase indigentes e indigentas, pobres y pobras, macarrones y macarronas ... ;)

    ResponderEliminar
  8. En España, te puedes hacer un seguro médico privado por 45 euros al mes.

    Si hacerse un seguro privado desgravase, el sistema público quedaría desconjestionado al reducirse el número de pacientes en más proporción que su financiación, con lo que el gasto por paciente se podría incrementar. Es muy similar a la opción de pensión de jubilación privada.

    Y sobre estar en una lista de espera en Canadá o en España... no sabría qué decir. Tal vez en España, que el entierro será más barato.

    Toledano.

    ResponderEliminar
  9. Mi respuesta es clara: La sociedad, por medio de sus representantes democráticamente elegidos, debe garantizar el acceso a la sanidad de todos.
    ¿Y no te planteas, bajo el principio de voluntariedad o el de soberanía, que la sociedad decida lo contrario?
    Es curioso que te disguste que una sociedad libre voluntariamente decidiera ayudar o no a los más desfavorecidos o sinvergüenzas, según los casos, pero no concibas que esa misma sociedad decida justamente eso que a ti tanto parece disgustarte. También sería bueno que te respondieras a esa pregunta.

    ResponderEliminar
  10. José,

    la pregunta no es esa... la pregunta es por qué alguien tiene derecho a los máximos cuidados sanitarios simplemente por existir.

    Al fin y al cabo, los seres humanos que vivieron hace dos siglos no tenían acceso a la medicina de hoy en día. ¿Es eso injusto?

    Y "los ricos" pueden pagarse coches caros con sistemas de seguridad muy avanzados mientras "los pobres" se ven condenados a morir en coches menos seguros. ¿Es eso también injusto?

    La vida es así de jodida... Si no te gusta puedes dedicarte a estudiar medicina y luego poner un hospital gratuíto. Me parecerá muy loable y moralmente superior, pero no obligues a los demás a hacerlo.

    Además, ¿te has planteado la inmoralidad de privar a una persona de los cuidados médicos de última tecnología que podría costearse de no ser por estar obligado a costear los cuidados médicos de otros?

    Erpayo.

    ResponderEliminar
  11. Cuanto más leo este blog, más me sorprendo! Si echais un ojo a los posts, son todos defensas de medio pelo de la socialdemocracia que en la actualidad limita nuestra libertad. Parece que quisiese convencer a los liberales de que no debemos serlo y para ello aboga por que el estado nos robe nuestro dinero para pagarle el agua, la sanidad, etc a nuestros vecinos que (la mayoría por falta de esfuerzo) no pueden pagarlas.

    Me gustaría que me explicases por qué crees que eres liberal cuando solo posteas a favor de ideas que nos privan de esa libertad.

    ResponderEliminar
  12. Hola, soy el anónimo de los comentarios 1,5 y 7 de este post.

    Desde el más absoluto de los respetos, estoy de acuerdo en que muy liberal no eres si quieres dejar en manos de los políticos la Sanidad.

    P.S. Al que dice que es más barato el entierro en España que en Canadá: ¡Calla Co*o! ¡No les des ideas! ;)

    ResponderEliminar
  13. Alguien os debería decir que todas las personas son iguales, independientemente de su credo, raza o sexo. Y que si determinadas personas no tienen recursos suficientes para sufragarse servicios privados, no es siempre por falta de esfuerzo, sino que muchas veces personas con mejor posición social cercenan sus posibilidades.
    Nadie en un debate sobre la sanidad o la educación pública debería mezclar el ejemplo de un coche de lujo por más seguro que este sea. La realidad es que hay un marco común en nuestra sociedad que los neoliberales deberíais conocer bien y se trata de la igualdad de oportunidades; esto quiere decir que partiendo del mismo punto, según tu valía, tu apoyo familiar, o tu suerte, llegarás más o menos lejos-alto.
    Esta igualdad de oportunidades debe reflejarse en los servicios básicos como son: La Sánidad, para que todos podamos defendernos de las desgracias al margen de nuestra valía, La Educación, para que nuestros hijos tengan la oportunidad de no pensar como nosotros y aún así superarnos, y Los Servicios Públicos como las infraestructuras viales, para que alguno pueda adelantar mi Seat Panda con su BMW.

    ResponderEliminar