jueves, 4 de agosto de 2005

Irán, sostenella y no enmedealla

Ayer comenté que me parecía muy bien la decisión de la Unión Europea de amenazar a Irán con romper las negociaciones si este país retomaba su programa nuclear. Pues bien, a pesar de la amenazas europeas, Irán sigue el camino de sostenella y no enmedalla, ya que asegura que se propone poner en marcha el programa nuclear tan pronto como a principios de la semana próxima.

La cosa se complica bastante, porque Estados Unidos asegura que el régimen iraní podría tener armamento nuclear en aproximadamente diez años, lo que de ser realidad y seguir el actual gobierno religioso en Irán, sería una verdadera amenaza para la comunidad occidental en general y para Israel en particular, ya que nada bueno puede esperarse de unos fanáticos religiosos tengan ese potencial militar.

Así están las cosas. Aunque no resta mucho tiempo, aún el programa nuclear iraní está paralizado (se considerará reactivado en el momento en que pongan en marcha la central nuclear de Isfahán, lo que todavía no ha sucedido), y lo que hay son solamente declaraciones. Habrá que ver si los dirigentes de allá se atreven a pasar de las palabras a los hechos, enfrentándose a la Unión Europea y a Estados Unidos juntos. Nos esperan unos días apasionantes. Peligrosamente apasionantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario