sábado, 2 de julio de 2011

Ese antiliberal llamado Francisco Franco

De la prometida trilogía de César Vidal sobre la presunta defensa de Pío Moa de Franco desde una perspectiva liberal la que yo estaba esperando como agua de mayo era la última, en la que prometía escribir sobre el antiliberalismo del susodicho, ya que las otras dos, sobre Moa, la verdad es que me daban bastante igual (tengo claro quien es Moa). Pues bien, no me ha decepcionado César Vidal.

En su escrito, El antiliberalismo agresivo de Franco, Vidal muestra, con constantes citas literales, como Franco era un antiliberal redomado, que no solo no creía en el liberalismo, sino que luchaba contra el mismo con todas sus fuerzas.

La conclusión de Vidal es definitiva:

Fue nuestro enemigo declarado. Cristianamente, quizá algunos podamos perdonarlo, pero, desde luego, no será para legitimarlo, defenderlo o asumirlo.

Así son las cosas. El liberalismo español jamás podrá legitimar, defender o asumir a Franco, porque Franco era simplemente un antiliberal. Y quien lo haga estará usando el liberalismo solamente como una capa para esconder su franquismo.

5 comentarios:

  1. Creo que hay algo de peregrino en esas discusiones. A cada personaje hay que juzgarle puestos en su época. En 1936 estaban en su auge todos los movimientos colectivizadores emanados del socialismo, es decir, por este orden, el comunismo, el fascismo y el nacional socialismo. Y todos confluyeron en una España llena de ignorantes y básicamente agraria.

    Pretender que Franco, un general que se unió a un levantamiento contra una República caótica contra la que ya se habían levantado los socialistas en octubre de 1934 fuera un liberal es delirante. Como no lo eran prácticamente ninguno de los personajes políticos que pululaban en aquella época.

    Basta ver que en 1939, Hitler y Stalin firmaban el pacto de reparto de Europa y Stalin le proporcionó el petróleo que Alemania no tenía para mover su Ejército y lanzarse sobre su parte, mientras la URSS lo hacía sobre la suya.

    Después, Hitler se revolvería contra Stalin, el conflictó se mundializó y al final, la URSS se quedó con su parte de media Europa hasta fecha bastante reciente.

    En todo ese mundo turbulento e ideologizado con fanatismos, es imposible que Franco, un militar de principios del siglo XX, fuera liberal. Salvo cuatro gatos, en España no era liberal nadie. Ni lo es ahora. Basta ver que ni existe un partido liberal consolidado como en Inglaterra o Alemania y de ahí vienen muchos males de Espanistan.

    Perdón por el rollo.

    ResponderEliminar
  2. Aqui en España ni el mas socialista es liberal, en cuanto llegan al poder "a trincar" y hacer lo que dicen que los demás hacen y no es democratico

    ResponderEliminar
  3. Ni que alguien dijera lo contrario...Es obvio que franco no es liberal

    Sin embargo, yo si defiendo a Franco en su momento histórico y mira, por dónde, me considero más liberal que tú. Así que a etiquetar de franquista a otra parte, o, sino, lee libros de Historia, que para algo se venden.

    Atentamente.

    ResponderEliminar
  4. Franco no era liberal, perto tampoco era antiliberal.

    ResponderEliminar
  5. Cesar Vidal es un chaquetero , característica esta sí propia de Franco . Cambia de linea editorial tanto como cambia de medio . Está claro que Franco cambió de política a medida que cambiaban los acontecimientos , coqueteando tanto con el Colectivismo como con el Liberalismo , sin sumarse claramente a ninguna de estas dos corrientes . En su beneficio hay que decir que dirigir un país como España en tal período histórico y con todas la adversidades a las que se enfrentó España no es moco de pavo . A Franco no le salió nada mal la jugada . En cambio el único logro que le conozco a César Vidal es la de su literatura infumable ( mil veces peor que la de Pio Moa ) y la de ser un charlatán de Feria con ciertas dotes intelectuales pero sin el menor gancho . Además de ser un falso como la copa de un pino , al conocer al dedillo la Democracia Estadounidense y no sumarse a la denuncia de que en España no hay ni representación ni división de poderes .

    ResponderEliminar